lunes, 4 de agosto de 2008

FLECHAS EN EL AIRE

Sí ya sé, me lo había prometido a mi misma la primera vez que lo ví, que sería la última. Hace apenas dos años y aqui vengo, sintiendome obligada (como casi todo lo que hago ultimamente) a ver un espectáculo aereo militar. Y cómo iba a decirle a mi familia que se fueran ellos, que no tuvieran madre por un rato y me dejaran sola un sabado en la casa, aburriendome como una ostra?

Las flechas rojas ya estan en el aire, ascendiendo y descendiendo disparadas por motores de la RAH (Royal Airforce Hawks). Los espectadores complacidos por el despliegue de humo rojo, blanco y azúl, los colores de la bandera norteamericana, y líneas generadas por un efecto mecánico, especialmente para el evento anual de la base aerea militar Langley, en Virginia; se inflaman entre los estruendos, voces y humo, formando una nube que se expande conforme avanza el día. Veintisiete aviones británicos de combate, los invitados de honor, y un cazador norteamericano, forman figuras simétricas con una presición sorprendente; la simetría del diamante holográfico, el triángulo, el triángulo invertido, la Ve y mi favorito, la simetría del vuelo del águila.

De siete punzones en la placa del cielo, a decenas de flechas propagadas por la explicación agitada del comentarista, se van encendiendo los engranes del entusiasmo espectante ante los halcónes rojos, los cuales ejecutan acrobacias multiplicandose en cada aparición, a la altura de una reputación británica, lograda magistralmente primero en la Gran Bretaña, y luego en varios países del extranjero, al equipo lo respaldan ya treinta y algo años de experiencia.

Trás de las palabras apresuradas del cronista, entre ondas de sonido compreso por el movimiento y la presión de la atmósfera, se logra identificar en los altavóces la euforia de los pilotos, exaltados al momento de lanzarse en giros apretados, a velocidad suicida, mientras se oyen gritos en el público, exclamaciones como "van a chocar!" despúes, ascender en una verticalidad casi total y descender en un rumor de palmeras dibujadas. De manera aislada, la caída haría pensar en el delirio de los kamikazis japoneses de La Segunda Guerra Mundial, entregados previamente en un ritual patriótico, como acto de honor a estrellarse contra embarcaciones enemigas. Pero aqui no hay embarcaciones enemigas, ni guerra, la guerra esta en El Medio Oriente. Aqui solo quedan, nada, instrumentos de guerra entretejiendo homenajes, pensamientos, hermosos sueños etereos, dudas, dudas, una sordera de motores zumbantes, y más humo de colores, difuminando la forma de los árboles en la distancia.
Beatriz Osornio Morales
PARADOXIA

6 comentarios:

El Cuervo dijo...

Hubiera sido bueno que subieras algún vídeo de lo que pudieron ver el fin de semana. Nos seguimos leyendo, saludos desde la finca.

Anónimo dijo...

Que emocionante experiencia. Por aca uno ni se imagina de lugares asi. Gracias por compartir.

Saludos

dèbora hadaza dijo...

sabes el tema me enoja, no, el tema no, si los aviones gringos y britanicos, si su deseo de limpiarse el honor haciendose los simpaticos, si esa necesidad de justificacion dulce y acogedora...

por otro lado me hubiera embobado verlos, si, asi soy de contradictoria.

"exaltados al momento de lanzarse en giros apretados, a velocidad suicida, mientras se oyen gritos en el público, exclamaciones como "van a chocar!" despúes, ascender en una verticalidad casi total y descender en un rumor de palmeras dibujadas. De manera aislada, la caída haría pensar en el delirio de los kamikazis japoneses de La Segunda Guerra Mundial, entregados previamente en un ritual patriótico, como acto de honor a estrellarse contra embarcaciones enemigas."

"pensamientos, hermosos sueños etereos, dudas, dudas, una sordera de motores zumbantes, y más humo de colores, difuminando la forma de los árboles en la distancia."

eso es lo mas rico del texto, y yo no necesite video.

te quiero, un abrazo

PARADOXIA dijo...

cuervo,
gracias por la visita, vieras que soy mala para el uso de tecnologias, no tome video y ni tenia intensiones de escribir al respecto, pero la idea me anduvo dando vueltas y vueltas por dias, tenia que sacarlo.

anonimo,
Si, la experiencia fue emocionante, saque adrenalina del lado negativo tambien, gracias por comentar, en verdad lo aprecio.

Debora Susana,
que te puedo decir...yo creo que no eres la unica a quien el tema de lo gringo o sajon le enoja, pero sobre todo el tema militar a mi me rete enoja. Virginia es un estado culturalmente militar como en general USA, y por eso no me gusta, todavia estoy buscando donde pasar el resto de mis dias ja. Sin duda el tema es provocativo y es dificil mantenerse imparcial, pero igual que a ti me emboban los aviones, la sofisticada tecnologia que se invierte en esos instrumentos de guerra, no es tan contradictorio, a la mejor si, pero en este caso hable solo como testigo.
Como siempre un placer recibir tus comentarios.

Un abrazototote

REX :) dijo...

Me imagino que debe de ser un espectáculo único, me das envidia, Si tienes fotos espero y puedas compartirlas.

Saludos...

PARADOXIA dijo...

Rex,
no me lo vas a creer pero tampoco tome fotos. Tengo una camara que me regalaron mi pasado cumplemenos, y te digo que la han usado otros mas que yo. No se, me abstraigo viendo las cosas y como tengo un bebe de meses, ni me ocupo de la camara.
Agradezco tu comentario.

Entrada destacada

Los Libros y Escribir

A veces quisiera haber escrito algo, alguna nota de recordatorio, cita impresionante de cada libro que he leído a lo largo de mi vida,  o d...