sábado, 9 de agosto de 2008

UN PILAR DE LA NARRATIVA MODERNA

Como ya muchos saben, la semana pasada falleció el escritor ruso Alexander Solzhenitsyn. Nacído en Kislovodsk Rusia en 1918 de una familia extremamente pobre, tras la muerte de su padre seis meses antes.

Aunque Alexander hubiera preferido estudiar Literatura en Moscú, se vio obligado a inscribirse en el Departamento local de Matemáticas de la Universidad de Rostov y graduarse de Físico Matemático. En medio de La Segunda Guerra Mundial, bajo el régimen de Stalin, fue inducido a cursar la escuela de artillería en la armada. Arrestado repentinamente en 1945 porque el censor militar encontró en sus cartas a un amigo, escritas bajo seudónimo, pasajes visiblemente irrespetuosos hacia Stalin, fue sentenciado a 8 años en los campos de prisión. Después de que su sentencia había sido cumplida, una carta administrativa lo envió a exilio al sur de Kazakhstan, donde paso los años del exilio enseñando Matemáticas y Física en una escuela rural, y escribiendo prosa en secreto.

Algunas de sus obras más reconocídas son La Casa de Matryona, Un día en la vida de Ivan Denisovich, El Primer Círculo, Vela al Viento, y muchas más que por ahora les quedo a deber. Su Obra Literaria es extensa para haber sido escrita en secreto. Personalmente, sólo he leído La Casa de Matryona, sin duda me atrevo a recomendarla. Por lo pronto, en seguida les ofrezco un fragmento de la misma:

"A unos ciento ochenta y cuatro kilómetros de Moscú, los trenes todavía marchaban con lentitud seis meses después de lo sucedido. Los pasajeros pegados a las ventanas, o afuera, parados junto a las puertas se preguntaban "Estaran las líneas en reparación o qué? Se retrazará el tren?" Todo estaba bien pasando el cruce. Los pasajeros regresaban a sus asientos. Solamente los operadores del tren sabían de lo que se trataba. Los operadores, y yo"

Este fragmento es el comienzo del libro. No se angustien si no lo conocían, cuando yo leí el libro también desconocía que se trataba de un autor todavía con vida. Aunque como ven el lenguaje del escritor es directo, la obra va creando matíces a lo largo de la narración.

Dos elementos identifican las letras de Solzhenitsyn, por un lado, el realismo de su narrativa contemporanea, la caracterización de sus personajes diferenciados por distintas cláses sociales. Por otro lado, elementos de la novela histórica, utilizando como escenarios hechos específicos en La Historia. Podría seguir hablando, traduciendoles mi World Masterpieces pero creo que se ha dicho lo más importante.

Beatriz Osornio MoralesPARADOXIA

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...