miércoles, 1 de abril de 2009

"Ayer me dijo un ave que volara
hasta desintegrarme
que la distancia no es cansancio
es fuerza eres tu"
Saúl Hernández

PAJARO AZUL

¿Qué es lo que nos queda
si el mar se deviene en olas y abandono
si nuestro abrazo
es un cofre de malos sueños
si crecer es una yaga interna?

¿Quién cura la desesperanza
de los cangrejos
si se esconde bajo la lengua el tiempo
como la brújula de otro compás?

¿Qué si los cuentos de hadas
no son más que silencios inexistentes
que pueblan la ciudad con unicornios
y trencitos armables?

¿Qué hay detrás de sentir
dragones en la piel cuando amamos
si la fatalidad es una flecha en el blanco
y cada palabra está herida?

¿Qué cuando la inmovilidad es un soldado
una enfermedad de manzanas envenenadas
y se fuga por la calle infalible?

¿Qué es lo que nos queda del olvido
si es sólo un pájaro azul
en el espejo retrovisor?

Beatriz Osornio MoralesPARADOXIA

20 comentarios:

·M· dijo...

Lo que nos queda está en las letras, en el vuelo que cada ser humano hace pegado al suelo... en el zumbar del viento en los oidos.

¡Qué hermoso poema Beatriz! Me ha hecho estremecer Y ésa fotografía es perfecta.

Has leído por casualidad K-PAX? o te has visto la película con Kevin Spacey? Lo digo por ahí mencionana algo sobre el pájaro azúl de la felicidad y tu escrito me lo recordó.

Un abrazo! y buenos deseos para tí.

Anabel Botella dijo...

Siempre nos quedará el amor, el preciso instante del ahora, el poder creador de la belleza perturbadora.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

dèbora hadaza dijo...

Estos dos versos no tienen progenitora señora!!!

"¿Qué hay detrás de sentir
dragones en la piel cuando amamos
si la fatalidad es una flecha en el blanco
y cada palabra está herida?


¿Qué es lo que nos queda del olvido
si es sólo un pájaro azul
en el espejo retrovisor?"


saludos, abrazos, te quieros, y a ver si ya nos vemos xD

José Del Moral De la Vega dijo...

¿Qué es lo que nos queda/
.../si nuestro abrazo/ es un cofre de malos sueños/...
El poema es muy lindo, y esa idea es preciosa, Beatriz.
Enhorabuena
Un abrazo

Raúl dijo...

Persistir. Nos queda persistir. Sí, creo que es una buena respuesta.

angélica beatriz dijo...

Querida Beatriz, me encantó la analogía entre el olvido y el pájaro azul...

Será que los recuerdos se tornan olvidos cuando vuelan del alma y se van a otros horizontes lejanos...

Gracias por tu siempre bella poesía.

Un beso.

Jolie dijo...

si me dieran a escoger ... me quedo con la esperanza de seguir viva

Pilar Ana dijo...

Un abrazo enorme, Beatriz. Las palabras escogidas son muy bellas, pero recuerda que a veces lo mejor es olvidar para poder pasar página... Eso sí, yo siempre te recordaré...

Anabel Botella dijo...

Beatriz, en mi blog hay un premio para ti.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Jorge Martin dijo...

olvidar, es como el pajaro que vuela, no se puede olvidar pero, si se puede perdonar

Sueños compartidos dijo...

¿Qué es lo que nos queda si no tuvieramos la oportunidad de leer, apreciar y sentir estos sentimientos hechos frases?

¿Qué es lo que nos queda si no pudieramos expresarnos de alguna manera?

Yo prefiero que no me quedase nada si no fuera capaz

Verbo... dijo...

leyéndote pienso
que cuando se pierde la confianza
se pierde todo, casi todo.

La imagen - foto de los pajaritos está hermosisima ♥

BEATRIZ dijo...

Por estas noches duermo poco y tengo muchas preguntas, gracias a todos por hacerse parte de sus respuestas algo preocupadas, pero sobre todo gracias por abrir su corazón.

Yo no los olvido porque no creo en el olvido,

Un abrazo de pájaro azul

LUIS TORRES dijo...

Tantas preguntas por responder...

Angel dijo...

Esto si que es poesía y no lo que me ha hecho el perro...

Un saludo

remolino multicolor dijo...

a mi también me dan ganas de volar hasta desvanecerme en los momentos que me cuestiono todo o estoy colapsada...como ahora supongo.

Proyecto María Castaña dijo...

Guau, qué marea de preguntas. Me impresionó la estrofa de los cuentos de hadas... Siempre fui una niña adulta y salvo La Cenicienta y Caperucita a las que a los 5 años podía ya verles su moraleja social, empecé leyendo PRÍNCIPE Y MENDIGO a los 6. Los cuentos de hadas siguen siendo silencios inexistentes, historias absurdas y crueles... Quizás fui una niña vieja. Pero mis lecturas adultas me llevaron rápidamente a amar la literatura.
Te hago una pregunta, querida poeta:
¿qué podés ver en el reflejo del plumaje del pájaro azul?

sedemiuqse dijo...

Creo que nos quedaría todo, porque todo esta en nosotros.... precioso el verso.
besos y amor
je

MAREADEMOCIONES dijo...

me gustan los pájaros azules!!!
hermosas líneas.....
si que nos queda, mi niña, al menos, de momento.
besos

remolino multicolor dijo...

te dejé un premio en mi blog.Espero que te guste...un abrazo para ti..eres muy especial ^^

Entrada destacada

El Tiempo en un Instante

De entre las horas del dìa rescate un instante... pensar en ti. Abrì la ventana y saliò el sol, estaba tierno; un p...