miércoles, 13 de mayo de 2009

EL NIÑO PERDIDO

A veces, cuando nos miramos al espejo econtramos un mundo desconocido.

Es enajenante reclinarse sobre la espalda y contemplar el techo. Las convicciones cobran forma en ese rostro estático. Los deseos más ardientes se acrecientan en la garganta de Tirol. Todas las ciudades acuden desde la antigüedad, con sus ríos de sangre seca bajo la transparencia que corre, empujada por fuerzas apremiantes.


Los egipcios y los Pompeyos combaten en los granitos de yeso, el imperio de la existencia está en tela de juicio. No basta saber o no saber y hallarse en la ignorancia. El hombre anda loco buscando, buscando aquí y allá un trozo que le falta, y se detiene sólo para volver a quedar perplejo en su pregunta, cree que sueña y se reinventa, pero anda loco viviendo en las catacumbas, en la necrópolis de Roma, en las Pirámides de la Luna y el Sol, en la huída de Quetzalcóatl.

Un hombre solo persigue en su música, hay llanto y en sus armas químicas un reflejo del paraíso terrenal, un idealismo de dominación del mundo absoluto, pero ¿Cómo dominarse a sí mismo de la destrucción? Desde el imperialismo estadounidense hasta Hiroshima destruida, el hombre miente.

Habría que observar con la búsqueda del hombre milenario, desde la prehistoria hasta el siglo XXI, en adelante el pronóstico o la suposición etérea, serán simplemente.

La existencia puede ser un esfuerzo de la Filosofía, o simple materia en transformación, supervivencia de la magia en un más acá, pero hay preguntas sin contestar. En cada hendidura de este manto solar, se destila humedad y fuerza de recreación, que hacen que la salamandra no pierda sus miembros en el ataque de la naturaleza mortal.

Todo converge en esta noche. Todos los pasadizos conduces a desmentirse de sí mismos.

No he hablado de gloria, ni de ideas, el idealismo es lo que une o destruye entre las gentes, la gloria es algo común. Sé que soy casi como los otros, un personaje que ha sido creado para mentir a la manera del hombre, y estoy lejos del pulso que me dicta, porque me re uso a ser estratagema o compendio moral para la sociedad. Aunque la sangre me siga horrorizada, es aterrante llegar a sentir y descifrarse.

Beatriz Osornio Morales. Imagen de la Red

27 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Parece que me salió lo revelde...otra vez.

Espero no crear angustia.
La intensión era despertar
de una falta de conciencia
personal.

Saludos grandes para todos

MAJECARMU dijo...

Estás filosófica Beatriz..como a mi me gusta..
El hombre lleva en sus genes aquella memoria primigenia del Paraiso..también la cultura materialista de la postmodernidad..Se halla rodeado de lejanas transparencias y cercanas imágenes grotestas y destructivas..!
¿CÓMO SER AUTÉNTICO..?
La mente en miles de cosas..el corazón a veces perdido también sin saber cuáles son sus sentimientos..
La solucción..creo que la tenemos en la mismma naturaleza,que persiste silenciosa y en paz..esperando que aprendamos..!!

Hemos de desnudarnos de la materia y ser naturaleza..!!

Un abrazo y gracias por todo..!

Diego P. dijo...

Hola Beatriz.

Gracias por tu valoración, el dibujo, para mí, ha sido una materia casi autodidacta, porque, aunque lo he estudiado, nunca me han dado nociones de ella, me decían "¿ves eso bien?, pues dibújalo".

De tu entrada de hoy, me ha llamado realmente la atención la primera frase. Y es que justo anoche, me encontré bloqueado mientras tocaba una canción. Me aparté del piano y me tumbé sobre el suelo mirando el techo sin pensar en nada. La canción salió en mi cabeza por sí sola.

La historia me ha encantado siempre. Cuando acabe mis estudios actuales, me gustaría hacer la licenciatura en historia. Pero ya veremos. A lo que voy es que yo tengo una pequeña teoría del hombre, y es que el hombre tan solo ha sido libre en la época prehistórica. Cazaban para comer, por necesidad y nunca mataban al animal como un juego o supuesto "deporte" como se le llama hoy a la caza... Hoy el hombre no es libre. Estamos atados a un cáncer llamado capitalismo, y sin dinero no podemos ser capaces de vivir. Nos dejamos influenciar por unas ideas o por unos supuestos "líderes", desechando nuestras propias ideas, y seguimos a la manada como los ñus.

Deberíamos aprender de los animales y guiarnos más por nuestro instinto. Seríamos más felices, y sobre todo, seríamos libres. ¿Libertad? ¿Qué hombre vivo conoce la libertad?

Un saludo.
Diego.

Sueños compartidos dijo...

Bastante profundo, muy filosófico, pero me ha quedado claro y me deja buen sabor de boca el resumen de la humanidad desde tiempos prehistoricos hasta la actualidad, bueno sería bastante complejo hacer una remembranza de todos los hechos, No hemos hecho otra cosa que destruirnos a nosotros mismos, y me pregunto en que momento de la historia el hombre comenzo a dejarse llavar por la avaricia, el poder por el poder mismo, y no por el instinto simple de supervivencia, resulta paradógico porque se puede tener y no la respuesta, interesante relato.

LUIS TORRES dijo...

Creo que todo lo que has escrito, se centra en la primera frase, siempre tendremos la herencia de nuestros primeros antepasados Hominidos, esta en nuestros genes, siemre es grato regresar a tu espacio.

sedemiuqse dijo...

Pues... creo que nos dedicamos a buscar, y buscar todo en el exterior. Y yo pienso que todo está en nosotros. Queremos paras a segundo sin haber pasado por primero.
Besitos y amor
je

Rayuela dijo...

Yo creo que sí has hablado de ideas, o ideales. Las ideas de una mujer que se rearma después de tanta mentira en el mundo.


Muy bueno!
Gracias por visitarme, y te dejo un beso!

Jolie dijo...

Maravilloso como siempre.. y me concentro que de reflejos quizá hemos perdido eso... reconocernos a través de el tiempo...

puede ser un estratagema posible ser demasiado ideal para un mundo que a veces parece derrumbarse

te abrazo mucho...
besos

Belkis dijo...

Estamos constantemente buscando fuera por ese deseo de mejorar, de encontrar el porqué de tantas cosas, y no creo que sea malo, ni que estemos perdidos, sólo caminamos en el camino que consideramos nos llevará a nuestro destino final, unos lo hacen más rápido y otros menos. Soy de las que piensa que el que busca encuentra. Así es que no hay que desesperar. Gracias Beatriz por traernos estos temas que ns hacen reflexionar. Muy bueno el escrito. Un abrazo

Remolino Multicolor dijo...

me encantó lo que escribiste...y si consideras que es rebelde mejor!
Es uan clara muestra de honestidad en el arte y eso es lo más importante del poder crear.
Además,me sentí como una de las clases de historia en la universidad.
Un abrazooo

poetadesterrado dijo...

Que valiente suena esta parte:

"Aunque la sangre me siga horrorizada, es aterrante llegar a sentir y descifrarse."

Mucho sentimiento en esa pluma

Chau
Saludos

Wuigi dijo...

Vivir en si es un desafio a la muerte, ¿que no? No busca razones, solamente se esta vivo, o se esta muerto (¿y la agonia?).

Poderoso, Beatriz, simplemente poderoso. Mas, por favor :)

Un saludo.

-L.

http://diariomalnacido.blogspot.com

Trovator dijo...

El ser con la capacidad de definir su propio futuro... a veces las decisiones no son adecuadas, el terror interno se exterioriza y empezamos a vivir en tinieblas, no solo propias, sino que jalamos al resto a ellas.

Un abrazo!

Anabel Botella dijo...

No sé si el hombre está abocado a mentir, sólo sé que cada uno tiene que recorrer su camino. Buscar la verdad de la vida, que en definitiva es lo que todos deseamos. No a todo el mundo le sirve lo mismo. El único camino que no veo válido es el fanatismo. No son buenos, al menos para mí.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Jorge Arce dijo...

No se que se te saldría, pero me gustó mucho este texto. ese recorrido por los rincones, a través del espejo y de tus palabras, ese camino por tus ideas y los pasadizos en blanco y negro.

Un abrazo

Raúl dijo...

No, no creo que crees angustia (si ese era tu miendo) pero si que la profundidad de tus palabras invita a la reflexión sobre un montón de cosas, ideas y conceptos.

Pilar Ana dijo...

Querida Beatriz:
Lo sabes, lo sabemos, lo saben, lo sé yo también... El ser humano será el único culpable de su destrucción y desaparición. Aunque siempre contaremos con un arma de doble filo para enfrentar la realidad, la libre elección ante diversas alternativas... Lo que realmente me preocupa es que quizá no escojamos la adecuada.

Muy bien expresado el fin que buscas.

Muchos cariños...

BEATRIZ dijo...

Debido a un par de comentarios preocuados que he recibido por fuera de esta ventana dedicada a los que han querido ver la misma cosa, pero con ojos propios, aclaro que este escrito no fue pensado en la escena religiosa de "El Niño Perdido y Hallado en el Templo"..ni tampoco amparado en la figura infantil para restarle seriedad al tema tratado, si no que el personaje del niño más bien es puesto como un medio de contraste entre la parte inofensiva de la humanidad, la más perdonable en contra de una realidad dura e irremetible a ciertas alturas. ¿Qué otra perdida de la infancia fuera peor que ver la brutalidad de su especie correr ante sus ojos? ¿qué peor extravío que la de un tono algo subido e inapropiado para un infante?

Espero esta vez quede claro para que no halla malos entendidos, que unque a mi no me molestaría que distintas gentes encontraran distinta interpretación del texto-pues de eso se trata la literatura artística, en todo caso pondría un final esperanzador al destino del Niño Perdido; el de ser hallado- pero respeto las creencias de todos y lo menos que quiero es herir sensibilidades.

Una vez más gracias a todos por el tiempo y la amabilidad de sus comentarios.

Un abrazo cariñoso.

Ricardo Tribin dijo...

Beatriz, muy querida,

Magnificas ensenanzas, entre las que destaco la de la Existencia.

Un abrazo grande por un formidable post.

Proyecto María Castaña dijo...

Evidentemente el techo te hace reflexionar hondamente, amiga Beatriz.

Pensar que "la existencia puede ser un esfuerzo de la filosofía" es una reflexión brillante. Pero en este texto no solo abunda el juicio acertado, hay imágenes de exquisito lirismo y originalidad: "la sangre me siga horrorizada".

Es cierto, hemos surgido o nos han creado -tengo mis reservas- para mentir, el peor engaño de todos es el del poder, el que lleva a la destrucción. Por eso es bueno "construir" desde la palabra -aunque ella suponga otra mentira- puentes de pensamiento que sirvan para acercarnos.

Angel dijo...

Beatriz un saludo. Tengo que leer esto tuyo desapacio. Es muy profundo. No me atrevo a poner ningún comentario sin leerlo otra vez.

Un saludo

MAJECARMU dijo...

Mis recuerdos y mi agradecimiento Beatriz..
La mente tiene razones y mucho mando,a veces nos complica con dudas,prejuicios y miedos..!
Sin embargo, el corazón nos facilita las cosas, nos filtra la autenticidad propia y nos hace perdonar los fallos ajenos..!
El tema es,que no siempre escuhamos al corazón..!

Un abrazo.

andrés dijo...

Crear angustia? no señorita... creas un universo, un espacio...

Muy bello

saludos

andrés

MAREADEMOCIONES dijo...

Mi niña, el trabajo me tiene alejada de tu blog, no me había pasado por aquí, cosa que echo de menos....es grato leerte.
Gracias por tus paseos por mi guarida.
besos

Ricardo Tribin dijo...

Querida Beatriz.

Tu escrito vale la pena leerlo y volverlo a leer.

Un beso

jordim dijo...

mucha filosofía..

jonathán dijo...

Me gusta este relato me invito a pendar.

Entrada destacada

La Mancha era un intento de Consolación

Solté la mano que me sostenía, tuve que perderle el miedo a los adverbios de cantidad, y empecé a dar pasos como un niño que aprend...