miércoles, 20 de mayo de 2009

ENTRELAZADOS


Delicado el beso que fui
cuando me dejaste dormir
en el arcoíris de tu oído

Qué imposible el beso palabra
pero tibio rumor de agua
de mar en tu orilla encarnada

En el desfiladero de unos labios
caí temblando de ternura
de tierra blanda que se desmorona
entre los dedos

Eran regresos de otra ciudad
nuestros dedos entrelazados
nuestros cuerpos
recorrer calles por tu pecho

Hermosa muerte blanca
me ponías a descansar
en la tumba de tu boca

Beatriz Osornio Morales Imagen de R.Volta

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...