domingo, 31 de mayo de 2009


AGUA Y ARENA


Despacio, silente
con la boca seca
…regreso a ti
desde el desierto;
el más lejano
haber perdido tu voz
entre la arena.

Soy un grito
que reposa bajo el sol
de tu descanso;
luz de sueño lúcido
temblorosa mejilla
bajo el sombrero,
mano líquida
que redime a Narciso.


Beatriz Osornio Morales

Entrada destacada

EL MUNDO DE LOS CONOCIDOS

-Tú y yo sabemos que un día vamos a morir y a enterarnos de cosas que no sabíamos el uno del otro. - Pero, ¿A qué con eso? - A qu...