viernes, 21 de agosto de 2009


LAS CIUDADES Y LA POESÍA


“El arquitecto parece construir los pensamientos del poeta y hacerlos accesibles a los sentidos”
F. René de Chateaubriand

A Judith y Rodrigo, estudiantes de Arquitectura


PRIMERA PARTE

Desde los tiempos de la prehistoria, el hombre nómada, cansado de vagar de un lugar a otro, habiendo experimentado demasiados litorales, turbado de sobrevivir a los elementos extremos y luchar contra fuerzas animales, decide parar y buscar un lugar de refugio. En su abatimiento imaginó el territorio celular de una existencia mejor, imaginó lo que sería su centro, anduvo brechas por donde llevó consigo la semilla; el deseo de establecerse fuera de los peligros con todos los suyos. “en la hora cumbre del pánico, la noche oscura, apretados contra otros cuerpos humanos en busca de calor, se ponían a divagar, a viajar mentalmente, antes de que el sueño los venciera, a un mundo distinto, una vida menos ardua, con menos riesgos” (Mario Vargas Llosa)
Aunque de principio, el asentamiento organizado fuera solamente un ideal para los hombres, una de las creaciones más brillantes hasta los días de la modernidad, ha sido el idear una comunidad o semilla de ciudad, que comienza al hacerse acomodamiento de personas, designar un lugar, echar los hilos delimitantes entre líneas divisorias de la realidad ardua y el deseo de bienestar, directrices donde después surgen senderos y más tarde las aceras, avenidas, líneas paralelas que han de concertar las direcciones de los individuos, y en relación a esa concentración de líneas, erigir sueños, edificios donde hombres, mujeres y niños se refugian de los elementos.
Beatriz Osornio Morales
NOTA: Con este fragmento quiero retomar el blog. Es parte de un seudo ensayo que hice recientemente, es medianamente extenso -quizá otras dos partes de la misma extención- pero no quise que esto se alargara demasiado por ahora, por ello les presento aqui lo que sería apenas una introducción a la temática que trata el ensayo. Espero que lo disfruten y opinen si sería bueno publicar el resto consecutivamente para no perder el hilo y la fuerza del texto.
Un placer estar de vuelta después de unas deliciosas vacaciones en México, en casa con mi familia y amigos.

Entrada destacada

Retrato de Agua

El agua no tiene orillas, no como el mar, el rìo, el lago el arroyo, la banqueta o los edificios; ellos tienen orillas. ...