lunes, 5 de octubre de 2009


LAS PIERNAS DEL HOMBRE


Como cascada,

canal incógnito

duluyendo,

adelgazando

células de aire,

llegan

las primeras partículas de luz

de sombra,

de medio día

de atardecer,

la primera sonrisa irrepetida;

primer paso sin retorno

un solo camino

un sólo sentido.


Hay principio

punto primero de la línea,

en el círculo vicioso

de inagotable recuerdo,

en el guiño seductor de lujuria

que reincide

en eterno principio

de las cosas.


Cuando alcance Oeste

a Oriente

al Norte Sur;

cesará el círculo,

las piernas del hombre

serán alas

el aliento resplandor,

aire que respire

aire.


Beatriz Osornio Morales Imagen de la red

Entrada destacada

NEBULA

Un cuerpo comienza en esa nube de fluidos, se encuentra y desprende de la nébula universal los confines del cuerpo,...