lunes, 16 de noviembre de 2009


Silbo


I

Cuando los duendes ajenos

se parecen a los gatos

y sus ojos

vigilan

detrás de la cornisa

ella reposa

en el asfalto


II

Los manicomios corren

atrasados

al rescate de las flores

golondrinas lejanas esperan

a que muera el arcoiris y

llover...llueve


III

Las hojas del otoño

de Noviembre cubren

su esqueleto amanecido

Los árboles se abrazan

a su cuerpo

Ya no huele a hierba

ni a púrpura

Huele a quemadura

a tatema de canela

en el rocío.
Beatriz Osorni Morales; imagen de la red
A veces la locura llega sin previo aviso, de un paso a otro y al siguiente, o en un sueño de duendes que dificilmente se despierta.
Que disfruten todos de esta semana que inicia con soles radiantes... aquí en Hampton, después de lluvias continuas.

Entrada destacada

NEBULA

Un cuerpo comienza en esa nube de fluidos, se encuentra y desprende de la nébula universal los confines del cuerpo,...