miércoles, 26 de mayo de 2010

Agua Y Fuego





Han habido días buenos en que la escritura se presta para moldear imposibles, las
palabras hablan con claridad, el fuego arde y cada palabra es fuego.

En cambio hay otras veces, en que la sintaxis decide no dejarse moldear; re huye ante
cualquier movimiento de manos, entonces es como si una mano tratara de escribir
bajo el agua, letras de fuego, esculpir la moldura del agua con punzas de lumbre, marcar su cuerpo de flexibilidad informe.

Las pocas palabras escritas quedan como signos enclenques bajo el remolino de las
aguas calmas: el más ligero movimiento las borrará, la corriente con su dureza las hará
tambalear en la disuasión de una llama vacilante, lejana, y solamente dejará rastros
tímidos de letras con destino incierto.



Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.
Hola a todos,
Al fin he podido subir a postear. Mi máquina anda con virus extraños, por eso mismo no sé si la letra que en mi pantalla aparece muy pequeña aunque la he escogido de tamaño normal, se vea realmente chica, agradeceré a quien me lo haga saber. Espero solucionar los problemas para poder estar más en la blogosfera. Un saludo grande.
Que tengan todos una linda semana

21 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Para la letra que normalmente pones tu, es un poco pequeña...Pasale a ese aparato un buen antivirus y cargatelos a todos.....

Que verdad , que nos cuentas hoy, hay dias que mejor no escribir nada de nada jajajaja.

Besos

MAJECARMU dijo...

Beatriz,tranqui..a veces se confabulan las musas en huelga de silencio..y las palabras no vienen presurosas a nuestro encuentro,se hacen de rogar y sentimos la "nada" ocupando la página..!!

La letra es más pequeña,pero la vemos Beatriz.
Mi gratitud y mi abrazo inmenso,amiga.
M.Jesús

tecla dijo...

Las palabras son unos entes caprichosos que a veces salen y no se sabe de donde vienen.
En cambio ha momentos en los que salen de estampida como si fueran aguacero y no hay manera de controlarlas.
En otras pueden ser un fuego abrasador.
Pero ellas siempre tienen vida propia.

BEATRIZ dijo...

Gracias por el dato de las letras, cambie de fuente y parece que se agrandaron algo.

MaríaAngeles, María Jesús, Tecla, pues que bien que sabemos todas de esos momentos cambiantes en la palabra. Gracias por sus palabras.

dèbora hadaza dijo...

estoy en ese tiempo en que escribo bajo el agua, pero la verdad no, ni siquiera escribo porque pienso bajo el agua y no arde nada.

EVA MAGALLANES dijo...

Mi estimada Beatriz, la pura verdad que la escritura es un bicho raro e indomable, a veces dócil, a veces loca, a veces huidiza sin posibilidad de atraparla. Pero, já, já!, sobre esta misma condición ambivalente ¡cuanta prosa y poesía se ha escrito!
Sin duda, escribir te hace conocer la agonía y el éxtasis, y en ambos polos, y entre ellos... corren y corren tantas palabras...
La letra es chica pero legible!
Muchos besos!

Javier dijo...

En mi pantalla las letras son demasiado pequeñas Beatriz. Pero te confieso que para darse cuenta es necesario abstraerse de su significado.
Alguien dijo que el arte es un diez por ciento de inspiración y un noventa de transpiración. Puede que sea cierto.

Te aseguro que la semana es más linda cuando llega tu deseo.
Gracias.

Pluma Roja dijo...

En mi pantalla es pequeña la letra pero no al extremo de no poder leer, espero resuelvas pronto tu problema. Las palabras vienen y van pero no son autónomas, existe una fuerza interna que las manda, esa fuerza a ratos esta un poco más lenta, a ratos menos encendidas y ratos lentas. Creo que es según como andes por dentro.

Saludos cordiales

Aída

Jo dijo...

beatriz de agua y de fuego... a veces todo se confabula para que los fuegos de artificio y los chorros de calor voraz se disipen hasta ..los virus!

:D


abrazos!

Jo dijo...

beatriz de agua y de fuego... a veces todo se confabula para que los fuegos de artificio y los chorros de calor voraz se disipen hasta ..los virus!

:D


abrazos!

Taty Cascada dijo...

Beatriz, las palabras están unidas a la inspiración,a veces la batalla se pierde, otras la sorteamos con fortuna, pero en verdad depende de lo que pasa en el corazón.
Tu letra yo la veo normal, creo que solucionaste el problema.
Un beso.

Jota Ele dijo...

Yo sigo viendo la letra muy pequeña, Beatriz, aunque puedo leerla. Como te dice María Ángeles, pasa un antivirus para normalizar la situación.

Tienes toda la razón, hay momentos en que las palabras no fluyen como quisiéramos.

Lo has descrito de una forma maravillosa. Hoy sí has moldeado imposibles.

Saludos.

médico del alma dijo...

A veces no queda otra cosa que seguir respirando e intenar, nada más por no perder la condición físico-literaria. Quién sabe, en una de esas se transpira un buen poema, como éste.

P.S.: pues yo veo la letra demasiado grande. Tal vez tenemos el mismo virus jaja.

Saludos!

Alejandro Villa dijo...

Hola Bety. Tu texto me hizo recordar el poema "Nocturno" de Rafael Alberti, uno de eso poemas que el maestro Larios Recitaba de memoria durante las sesiones del taller de la casa de la cultura, junto a otro poema de Ernesto Cardenal, recuerdas cuál es? Buenos tiempos aquellos en los que la literatura brotaba como un juego.

Aquí en Morelia está ya próximo el 5to encuentro nacional de letras independientes, del 17 al 19 de junio, esperemos que todo salga bien.

Saludos desde una ciudad nublada y calurosa.

Óscar.

Marina dijo...

Las letras están perfectas, no tan grandes, ni tan chicas, diriamos en perfecto estado.
Entonces realmente entendes lo que sentó al hablar de un amor así, pero bueno, siempre van a quedar esos lindos recuerdos no?

Un beso grande Beatriz!Tenés una linda manera de escribir

LUIS TORRES dijo...

Yo que soy un poco cegaton me parece bien las letras, un buen antivirus no caeria mal en tu ordenador...

Milo Pratt dijo...

es inevitable el escribir sobre la escritura! las palabras nos devoran! nons consumen como fuego o nos lavan como aguita cristalina!

me gusto el poder evocativo de la frase: el mas ligero movimiento las borrará...

un abrazo grande!

DANI dijo...

Se ve genial Beatriz. Dime que ya te cargaste a todos esos bichejos ja ja ja

Besos inmunizados

Neftalí Coparrota dijo...

Si, es cierto, hay veces en que la escritura no esta de nuestra parte...
Pero como tu me escribiste un dia... Es bueno escribir, aun sin ganas...
Pienso de la misma forma que tu...
Y me gusto mucho la analogía que hiciste con el agua, el fuego y las letras...

Un abrazo!

Nos leemos!!

BEATRIZ dijo...

La semana empezo genial, ojalá sea igual para ustedes queridos lectores.

Los alcanzo el miercoles aqui con nueva entrada, pero antes paso a sus blogs. Hasta pronto.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Beatriz!
Bonita refexion.

Saludos de J.M. Ojeda

Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...