lunes, 20 de septiembre de 2010

PROSAICO

Ya no siento nostalgia de tu recuerdo,                 
eso es lo triste; ni a donde irse                             
a buscar refugio cuando el día                              
nos vuelve insensibles, es lo vano.                            

Acudo a ese lugar que fuimos...                           
sólo para saber casi nada, cosas                           
de tontos sin correspondencia.                              
                                                                           
Allí tengo los brazos de molusco;
tu mujer al principio, me confío a su hija,             
al final ya no se confiaba de nosotros                  
juntos,  por fortuna.                                            
                                                                          
No sé si fue un presentimiento
que tú hayas tenido que aclararle,                        
o desviar del camino como hice yo                     
con mi compañero de soledades,                        
para hacerlo tu amigo.                                

No dudo que lo haya sabido                               
a solas, enfrente de todos                                    
mientras bailabas tu máscara de infiernos,            
los amantes saben esas cosas.

La cara de tu madre tampoco era la de siempre,
parece que nos vio a ti y a mi, echarnos
a rodar en un saco vacío, donde nadie más
estando, estaba presente.                           

Soy feliz de quererte
con este amor, donde ni el sol
ni la distancia nos acerca.
Somos el fuego interno del árbol.

Alguna vez quisimos ser más...
Tú arrancaste sombras malas de los ojos,
yo plantaba palabras en la tierra
del pecho, raíz hecha rama.

Los demás no sabían lo que eramos.
Ya no somos la misma lluvia, ni la misma
metáfora andando entre los autos, aquellos
vehículos vienen en sentido contrario.

Tu recuerdo se ha quedado solo
con los años, contar el tiempo sigue
de moda. Y ahora que por fin
nos hemos perdido y, hemos dado
fruto, yo no tengo a donde ir
en esta gran ciudad atestada
de bares, jardines de humo y putas.


                                                                          
                                       
Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red.


Nota: Espero que disfruten el cambio de tono, y tengan todos una excelente semana.

19 comentarios:

Javier dijo...

Beatriz, me ha gustado tu poema. Es una hermosa historia que me ha sabido a nostalgia y serenidad, contagiándome de ambas cosas. Una voz madura, sin duda.

Enhorabuena y un fuerte abrazo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito, me encanta es precioso.

Un poema tranquilo y relajado...precioso.

Besos

Carlos dijo...

Un verso escrito a pura verdad, con el corazón en la mano; cuando el amor fuga de nosotros, la sabiduría consiste en retener su estela de alegría.

Un beso.

malena ezcurra dijo...

Tus versos me impregnan de un denso olor a saudade.

Es una bella joya tu casa.


Te abrazo Beatriz, mil gracias por tu visita.



MaLena.

José Del Moral De la Vega dijo...

Denso poema, Beatriz. Sobre todo, me ha gustado:
Los demás no sabían lo que eramos.
Ya no somos la misma lluvia, ni la misma metáfora andando entre los autos
Un abrazo

Miguel Bueno dijo...

Una vez quisimos ser más,
alcanzar la luna
ver de cerca la mar
contar el tiempo sin días.
Amar.

Expresiones
Piedra

Jota Ele dijo...

Hay nostalgia y tristeza en este poema, Beatriz.

Quizás el tiempo no ha conseguido el olvido.

Saludos cordiales.

elisa...lichazul dijo...

una vez se sueña y se ilusiona
pero la vida dice otra cosa
entonces nos queda ese sabor en la boca
ese que tu muy bien plasmas en estos versos
Felicitaciones por lo logrado y lo expresado

besitos de luz

MAJECARMU dijo...

Beatriz,tu poema-prosaico-reflexivo me ha gustado,porque te levantas sobre el recuerdo y lo dejas fluir.A pesar de la aparente distancia,sabes que, el sentimiento perdura y nos mueve.Cada día es una oportunidad para vivir,porque nos invita a evolucionar,a recibir la luz y a transformarla.Nada permanece quieto,aunque las raíces y los valores humanos sean nuestra base y referencia para madurar equilibradamente.
Mi felicitación y mi abrazo,amiga.
M.Jesús

don vito dijo...

Hola Bea, cuando la nostalgia viste sus mejores vestidos, que bonito instante para despojarla de ellos, pasa buen día, gracias, besos.

Taty Cascada dijo...

Lo más duro de los amantes, es darse cuenta que cuando se alejan se genera un vacío en el cuerpo y en el alma, todo lo que lo rodea resulta agrio y sin vida...Lo más duro de los amantes, es darse cuenta que se necesitaban más de lo que ellos pensaban.
Un beso.

tecla dijo...

Hermosa historia Beatriz. Me ha conmovido profundamente el final.
Todos andamos un poco perdidos en este jardín de humo, bares y putas.
Te abrazo Bea.

Rosario dijo...

Sí a veces estamos perdidos en la ciudad... prefiero el campo, la naturaleza, la gente sencilla.
Gracias por tu comentario en mi blog, con tu permiso te seguiré, un abrazo fuerte desde mi librillo.

Estrella Altair dijo...

Hola Beatriz.. es bonita pero un poco triste..

a veces se nos olvida cuan felices fuimos con algunas personas y nos atamos a esa idea tonta de que ha pasado el tiempo, para no retomar besos y abrazos que estaos deseando dar...y sentir.

Me gustó tu comentario en mi blog... el tuyo es azul como el mar... intenso... fuerte, decidido... como intuyo que eres tu

Un beso y espero volver

Alexiev dijo...

Fuerte y sensible a la vez... Lindo...

Saludos desde Buenos Aires...

http://www.alexiev.com.ar

Proyectos - Illustrations

Alexiev Store - venta de originales

BEATRIZ dijo...

Desde ayer tenía inquietud en contestar cada uno de sus comentarios, por una cosa o por otra no fue posible y hoy, que vengo me encuentro en que la mayoría ha pensado que el poema es triste, así que que agradezco todos los detalles de su apreciación, y al respecto de lo triste sólo hace falta contestar una cosa:
Aparentemente el contenido del poema suena triste, pero es sólo el tono. Para mi, es uno de los poemas que más juega con el sentido de las frases, desplazandose de líneas incompletas a terminar el sentido en otro comienzo, pero dando tiempo al sentido de absorver la sensibilidad. Igual el tema, desde lo moral también es algo travieso, pensar en llevar a cabo la idea de presentarse en la vida de un ex y reavivar sentimientos, ya es algo locuaz, como jugar con fuego. En eso consiste mayormente la provocación del poema, creo.

Una vez más gracias por su presencia. A toditos.

médico del alma dijo...

qué hacer cuándo ya ni siquiera la ausencia duele?

hermoso poema y buen cambio de tono.

saludos desde México

Matías Muñoz dijo...

Tu recuerdo se ha quedado solo... Es una imagen fuerte, cuando el recuerdo no puede mas y las cosas se mueven en la cabeza por si solas...

Un abrazo grande, amiga!

Saludos, y gracias por tus palabras...

Nos leemos!

Leovi dijo...

Los grandes amores dejan su huella en el tiempo y en nuestro recuerdo deja aquellos instantes que supimos amar con pasión. Beatriz a sido un placer conocerte a través de ese bello comentario que has hecho sobre una foto en mi blog. Gracias y un saludo

Entrada destacada

Soy lo que Soy

Mi nombre es Beatriz, mamà  escogiò ese nombre primero y despuès yo. Para el mundo soy mexicana, para el mexicano mestiza, muy blanca ...