miércoles, 26 de mayo de 2010

Agua Y Fuego





Han habido días buenos en que la escritura se presta para moldear imposibles, las
palabras hablan con claridad, el fuego arde y cada palabra es fuego.

En cambio hay otras veces, en que la sintaxis decide no dejarse moldear; re huye ante
cualquier movimiento de manos, entonces es como si una mano tratara de escribir
bajo el agua, letras de fuego, esculpir la moldura del agua con punzas de lumbre, marcar su cuerpo de flexibilidad informe.

Las pocas palabras escritas quedan como signos enclenques bajo el remolino de las
aguas calmas: el más ligero movimiento las borrará, la corriente con su dureza las hará
tambalear en la disuasión de una llama vacilante, lejana, y solamente dejará rastros
tímidos de letras con destino incierto.



Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.
Hola a todos,
Al fin he podido subir a postear. Mi máquina anda con virus extraños, por eso mismo no sé si la letra que en mi pantalla aparece muy pequeña aunque la he escogido de tamaño normal, se vea realmente chica, agradeceré a quien me lo haga saber. Espero solucionar los problemas para poder estar más en la blogosfera. Un saludo grande.
Que tengan todos una linda semana

Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...