martes, 8 de junio de 2010



MOLINOS DE VIENTO



En torno de una luz, a ciegas,

levantase

muerte de ser piedra,

ser hueco sin fondo y,

pasear frente al televisor,

oculto

por un velo de microbitos.


Abrazados a la almendra

de una sonrisa,

cuando salen tus pasos

y nos llevan por allí,

entre molinos imaginarios,

por la tierra

alrededor de la lluvia,

inquieta línea entre neblina,

luz umbral,

grito mudo que reza

y no cesa de alumbrar voces.


El boceto hecho de niebla

salida de tus labios,

metropoli

con escalinatas de tu boca

al viento, puentes

para los gatos

y las estrellas crea.




Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...