martes, 16 de noviembre de 2010

TIEMPOS DE AMOR



Se nos hizo verano amor,

nos extasío el paisaje agostino,

entre los brazos, los montes

se cubrieron de mirasoles.



Se nos volcó el otoño en

hojas secas, muertas exquisitas

que soportaron nuestros cuerpos,

desnudos murmullos en los pasos

bajo la rueda del mundo en marcha.



Pronto nos atardeció el invierno.

Quedamos con los huesos cansados,

en la nieve que juega a ser novia,

su baile de sota rompe la sombra

de los árboles reptantes. Nuestros

huesos siguen por el hielo inseparables.



Dormimos para soñar con teatros

abiertos, cafés al fresco alas altas

horas de la noche, sin peligro

de que vengan los sicarios a cortar

cabeza al sueño, o el brazo a al amor

donde la ciudad es un poema.



¿Nos despertara la primavera,

ese pájaro de colorido plumaje,

sobrevolando nuestra ventana,

sembrando cielos de esperanza?



Hasta entonces, duerme conmigo

los tiempos de amor.

Hasta que nos despierte el calor

con los labios mojados.

La realidad nos pertenece.




Beatriz Osornio Morales, imagen de PICASSO



Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...