martes, 26 de abril de 2011

Variaciones


"y que tu voz, mujer
sea sobre mi frente
el manso soliloquio de algún río"
(Octavio Paz)




En el mundo del silencio

 las cosas hablan

el mañana es un resuello

diversas

simetrías se pronuncian


la memoria no duele

los silencios suenan así


Un violín alto

altos

taladra

los olvidados rojizos

del pasado


Una ciudad desierta


Esta noche sin memoria

una canción de cuna

lame el dolor

con su homilía

de presencia niña


Afuera un ronco mofle de auto


En el otro mundo

anexo al mundo

de las formas

donde los grados de luz

brillan

sin necesidad

de ojos abiertos

y dialogan

sin necesidad

de palabras

hablamos

otros mundos

nos confrontan


Las manos

sobre el piano

tocando el agua


Y aquí estamos

mudas

memoria mía

Aprendiendo

a cantarle

a un niño solo

extraviado

en el mundo

de la voz

callada


¿Quién eres

quién soy?

¿Quiénes somos?

¿somos?


Un sonido más de la noche


Sueño

El dolor si lo hubo

se ha ido

No somos más

Memoria

Nada

Somos

Despertar





Beatriz Osornio Morales, Hampton VA. Enero 2011. Imagen de la red.

27 comentarios:

El hombre de Alabama dijo...

La memoria no duele.

Bueno, podríamos hablar largo y tendido de eso.

Maritza dijo...

Beatriz, no sé por qué estas sincronías, pero yo anoche escribía a partir de los sonidos que tiene el silencio, y me fui volando en lo que sentimos cuando estamos a solas, en silencio, y comencé a viajar...y a viajar...

Tus letras coinciden en muchos aspectos con mi propia experiencia.

Te abrazo desde mi Chile.
Me gustó mucho tu inspiración.

El Drac dijo...

Fewlizmente tenemos el olvido sino qué sería de nuestra pobre mente con tanta información. Me gusto mucho tu poema. un abrazo

Noelplebeyo dijo...

melodía del olvido

Estrella Altair dijo...

es la vida misma, sentimientos intensos de ser de verdad un ser humano palpitante.

besos

Eleanor Smith * dijo...

Que no se calle la voz. Que siga la canción.

Precioso Beatriz *

Un beso o 2 ***

Leovi dijo...

Un poema fluido y profundo a más no poder, me encanta, existencia , belleza y esperanza, Que bonito cóctel. Besos.

tecla dijo...

Sublime, Beatriz. El poema nació solo en un parto sin dolor ni agonía, camina solo. Vive solo desde lo más profundo de tu espíritu....Y ha llegado hasta mi.
Qué grande eres.

José Del Moral De la Vega dijo...

¡Un río de ideas, Beatriz!
La primera me encanta:
En el mundo del silencio/
las cosas hablan/...

mercè dijo...

palabras, silencios, recuerdos...
variaciones sobre los sentimientos, a veces ocultos.
un bello poema !!

Miguel Bueno dijo...

Duele el olvido, sin memoria de lo vivido, el tiempo presente de un instante que fue ayer.

Besos
Piedra

Sombragris dijo...

Somos memoria, sonido, silencios, mundos unidos y confrontados...y tambien otros mundos, mundos hermosos, serenos, plácidos, activos,hiperactivos y sincrónicos,somos diapasón,del tiempo ,el que existe y el que no...que tambien existe porque es la nada...que es el despertar...Tu texto hermoso como pocos, me deja el alma boquiabierta...GRacias por compartir tan bello texto, un abrazo

Taty Cascada dijo...

Duele la memoria, sin embargo dependemos de ella. No existirían los sentimientos, las vivencias no tendrían mayor sentido, porque seríamos en la nada una eternidad.
Un beso.

Sneyder dijo...

A veces nos hace daño el recuerdo, pero que seríamos sin el…nos perderíamos sentimientos vividos, alegrías, dolor, encuentros vividos…

Bello texto
Un beso

jordicine dijo...

Hay silencios que dicen muchas cosas, BEATRIZ. Un beso y hasta pronto.

BEATRIZ dijo...

Gracias a todos por la amabilidad de sus comentarios, en verdad los recibo con mucho aprecio.

Disfruten el día que resta de la semana.

Saludos.

EVA MAGALLANES dijo...

La poesía, siento, tiene ese sagrado poder de quebrar las dicotomías que han caracterizado al pensamiento occidental... en este texto tuyo se desvanece el antagonismo silencio-sonido y se rebela como se contienen el uno al otro. ¿Dónde encontramos las palabras?... en el silencio... ¿y la memoria no está a caso plagada de olvido?. Hace mucho tiempo leí una frase de un tal Silicius y no se me olvidó más:
"Cuan profundo es el silencio de Dios"
Ay, si, linda Beatriz por estos lugares está muy, muy frío, medio día sale un sol hermoso ¡pero helado! ojalá lleguen las lluvias pronto para que limpien el aire y las temperaturas suban un poco.
Cerca estamos!

Javier dijo...

Verdaderamente crees que la memoria no duele?
Si es así eres terriblemente afortunada y te envidio mucho.


Saludos.

BEATRIZ dijo...

Javier,
Hablando de cierta memoria de la que no he sabido hablar en muchos años; la muerte de un niño de 4 años, era mi harmano y murió repentinamente en un accidente, no pude llorar en su funeral, no sé porqué, pero durante casi veinte años esa memoria dolía, ahora que he intentado hablar de ello, me doy cuenta de que la memoria de ese niño ya no duele...y si me siento afortunada por ello, claro que estoy de acuerdo en que algunos recuerdos duelen.
Te agradezco la pregunta unque creo que ¿era retórica?
Un abrazo.

Javier dijo...

Me has dejado impresionado con tus palabras y ahora que leo la explicación que haces en tu comentario de arriba mucho más. No sé qué decir

Te dejo un fuerte abrazo

MaLena Ezcurra dijo...

Nada habla tanto como el silencio y no hay nada que suene más que un piano que no es tocado.

http://www.youtube.com/watch?v=HypmW4Yd7SY&feature=related


Tus palabras son una punzada al corazón.



Te abrazo Beatrice.



M.

Javier dijo...

Ahora se entiende mejor tu poema, o mejor tu grito desgarrado.
Decir que siento la muerte de tu hermano es decir poco porque ese sufrimiento te acompañó en toda tu vida, sin duda.
Y si has superado ese terrible accidente y la memoria es positiva y no hace daño, muchísimo mejor.
No se puede explicar la muerte de un niño de 4 años, sólo padecerlo.

Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La naturaleza mutable del hombre, del cielo, de la música...

Saludos y un abrazo.

FJavier dijo...

"No son del hombre el dolor y el olvido, como no lo es el silencio. El hombre quizá sea si acaso para ellos. Y como en una tormenta de olas y remolinos a barlovento, como ateridos en la inminente intemperie de su tela de araña, intentamos a duras penas evitar su depredadora tempestad de tristeza. El consuelo es un invento del tiempo, un refugio donde aguardar en la noche el cálido amanecer de un nuevo sueño."

Mi afectuoso abrazo, Beatriz.

OJT dijo...

MUY BUENA PREGUNTA ¿QUIÉN ERES?

David C. dijo...

somos presente y somos amor.

Saya dijo...

Precioso blog, este es uno de mis textos favoritos... Perfecto para la madrugada que casi muerde.... "Memoria Nada Somos Despertar..." lo repito, me habita... Un gran abrazo.

Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...