martes, 29 de noviembre de 2011


Color de hormiga


A las muchas mujeres desaparecidas en Juárez

 
Ando que me lleva el diablo de la angustia. Clarisa no regreso anoche del baile. Me pregunto qué pudo haberle pasado. Por Dios que no entiendo dónde puede estar.

Alrededor de las siete de la mañana vinieron sus dos hermanitos a buscarla. Yo dormía y entre sueños oí voces, tranquilas al principio, luego, un nudo de silencio, cuando mamá dijo que había estado aquí en la tarde y después se había ido muy arreglada. A saber –dijo- no se me ocurrió preguntar a donde iba…

Los muchachos se fueron y al poco rato vino su mamá,   hecha un despojo, todavía en camisón y pantuflas, y  queriendo hablar conmigo.

-La nena todavía está durmiendo, pero si quieres voy a despertarla. Mientras, trata de calmarte mujer, ya verás que Clarisa por allí aparece sola.
-Es que si algo le pasa no me lo perdonaré. Yo tan tranquila pensando que andaba con Normita. Ella debe saber con quién anda mi niña.
 “Ella” pensé. Ahora ¿qué digo?  ¡Rayos! ¿Por qué siempre tengo que dar cuentas de niñera? Yo no tengo la culpa de que a Clarisa le gusten las mentiras y los riesgos, siempre anda diciendo que conmigo va a dios nos ampare dónde. A mí no me gustan los bailes de botudos. Después de levantarme  baje medio dormida a hablar con mi tía.

-La verdad no sé a dónde se fue tía. Yo como todos pensaba que al salir de aquí se iba de retache a su casa.
-¿Estás segura? tiene que haberte dicho algo, ¡Haz memoria hija!

Por más memoria que hice, cerrando momentáneamente los ojos -en parte para librarme de los rayos del sol que ya entraban por la ventana, y en parte para que mi tía pensara que realmente me esforzaba en recordar-  no pude recordar de qué modo decirle que se fue con Lupe y sus primas, las mismas amigas con las que tiene prohibido juntarse, por lo de cuando disque la drogaron en una fiesta,  y a la Clarisa  casi se la lleva pifas. Además, de nada serviría decir que el reventón había sido en el otro lado, con los mismos desconocidos que se fue hace dos semanas. Ni entonces pude sacarle la sopa sobre los fulanos.

-Pues no tía, no dijo nada.
- Pero dice tu mamá que salió muy arreglada. De la casa salió sin arreglarse y de pantalón.
- Se arregló aquí,  ya ve usted lo presumida que es,  siempre le gusta pintarse nomás por pintarse y sentirse linda. Del pantalón no sé, aquí llegó con vestido.
-Dios quiera que no le pase nada. ¿A dónde iré a buscarla? ¡Ay Dios mío!

En cuanto su mamá se fue convertida un saco de nervios, invocando a toda la corte celestial de los santos para que a su hija no le pasara nada malo,  yo hice camino para lo de Lupe. Allí fue cuando la cosa se puso de plano color de hormiga… Lupe y sus primas también están desaparecidas, y ahora sí, no sé cómo dar la cara por la mentirota que dije. Lo peor es que si no digo nada, se perderá tiempo en dar aviso a las autoridades.

Beatriz Osornio Morales

20 comentarios:

andré de ártabro dijo...

¡Menuda encrucijada ! eso de tener que enfrentar a la amistad con la mentira.
Me quedo ávido de el siguiente capítulo de la historia.
Un beso

Miguel Bueno dijo...

Las hormigas tienen color chocolate y a chocolate calentito sabe tu cuento, hay que leer despacio para no quemarse.

Abrazos
Piedra

Pluma Roja dijo...

Un bonito y cotidiano relato. La moraleja sería la mentira dura mientras la verdad no aparece.

Serio muy serio.

Saludos cordiales.

Eleanor Smith # dijo...

Malas compañías de todos los días...

Un beso o 2 #

Sebastián Hernández dijo...

Inquietante. Un abrazo, amiga.

Jo dijo...

... no se seguro es que a veces por miedo no decimos ciertas cosas cuando deberiamos decirlas apelando a la sensatez

no se porque pensé en tantas historias que comienzan distinto de mujeres y niñas que desaparecen pero casi el final podemos apostar que es el mismo...

Claudio Ariño dijo...

Me encantó tu entrada. Besos.

Sombragris dijo...

Me quedo preocupado y temblón...ni en los cuentos soporte las desapariciones de las Clarissa y Lupes...ojala las encuentren pronto y dentro de 20 años lo cuenten como una travesura mas....ufff que angustia!!!...besos

Leovi dijo...

Un gran relato, sí, un gran dilema el que se le ha creado a esa chica. Besos.

tecla dijo...

Es por eso y por otras muchas cosas es por lo que odio las mentiras.
A ver por donde salimos del atolladero, Bea.

BEATRIZ dijo...

Olvide la dedicatoria, "Para las muchas mujeres desaparecidas en Juárez" cuyo paradero no ha sido bueno, y en muchos casos ni siquiera se ha sabido.
Desafortunadamente tenemos muchos de esos casos en mi país, y ahora con la disque guerra con narcotraficantes, ya no sólo en Ciudad Juárez.

Subo en seguida la dedicatoria.

Y de antemano agradezco sus comentarios y saludos.

jordicine dijo...

Siempre se ha dicho que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo; y estoy de acuerdo. Bonita historia. Un beso, BEATRIZ.

L dijo...

Ah, ya extrañaba leerte...hace mal el perderse uno por tanto tiempo.

Saludos :)

-L.

moderato_Dos_josef dijo...

Una dedicatoria sobre la que deberíamos reflexionar cada día que pasa. La historia de crímenes y abusos no se ha terminado. Hay que luchar contra estas mafias...
Un relato genial!

Diferente dijo...

Lo malo de tu relato es que realmente esta existiendo y no hay ni habrá nunca posibilidad de detenerlo...Cojerán a unos y saldrán otros, hay demasiada mala gentuza ahí, aquí y en todas partes.

Saludos besos y más

Clip dijo...

El relato de uina encrucijada, amistad contra el deber, desde luego la complicidad mal entendida nos lleva a estos callejones sin salida, me ha gustado el ritmo de toda la historia. Intrigante en grado sumo.

Un beso

Adriana Alba dijo...

Un relato claro que me trae a la memoria tantas desapariciones...en tantos países, (incluído el mío Argentina).

Excelente Beatriz un abrazo.

Adhiero mi respeto y solidaridad a todas las mujeres de la Ciudad de Juarez, las que ya no están y las que siguen trabajando para aportar luz, y a todas las ciudades del mundo que han pasado por éstas circunstancias tan siniestras.

Ricardo Miñana dijo...

Buena reflexion.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Honrar la vida es siempre una buena elección... Nosotros en Colombia, sabemos de primera mano lo que está sufriendo México ahora....

Paz&Amor

Isaac

María del Carmen dijo...

Un tema árido...

y la mentira encubierta... apra que...

excelente tu pluma y bella tu entrada.

Todo me deja en reflexión...aquí tmabien desaparecen niñas, jóveens... también...

Dejo mi huella
Y en ella mi cariño
Junto a mi paz
y a un ramillete de lavandas
Para tu alma,
E invito a pasar por:

Mis Blogs:
www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetas delaabuelamatilde.blogspot.com

y si gustas retirar los premios y regalos dejados en ellos.

Un abrazo a lo argentino!
María del Carmen

Entrada destacada

Palabras de Ceniza

Supongo que si de tiempo se trata, este el es tiempo donde existo. Aunque podrìa ser la conciencia de ello lo que realmente persiste c...