Entradas

Mostrando las entradas de enero 20, 2011
Cuento de Abel

Lo único que Abel pudo llevar consigo al dejar su país,  fue un pequeño cometa. El volátil tenía especial valor para él. Junto con su amigo Anwar habían Ganado el concurso anual de cometas en aquel país, en el que chicos y grandes se entusiasmaban preparando con mucha anticipación los objetos personalizados para los concursantes. El papalote –como lo llaman en estas tierras- debe ser construido con un significado particular para el que lo volará, una conexión con su personalidad. El padre de Anwar y sus dos hermanos fabricaron un dragón, pensando en que sería el vencedor de los vientos ese año. Como Abel nunca conoció a sus padres, y su abuelo, el que lo había cuidado desde chico, quedó ciego de cataratas a pronta edad, la familia de su amigo, decidió compartir con él el privilegio de echar a volar el dragón de los sueños, así le  nombraron por ser Anwar un niño propenso a la ensoñación. Después del concurso, celebraron y Anwar regaló el dragón a su amigo Abel, como un s…