martes, 4 de octubre de 2011

A vuelo de Tortugas






Coloqué mis alas a la altura de sus pies, entonces supe que aquello que empieza a andar, comienza a volar.


……………………………………………………………………………………………………


Sólo espero que un día tu nombre no me traicione, y tengas que saltar al fuego como dios condenado a un sólo grito, porque se romperá mi piel y se estremecerá la tierra.


………………………………………………………………………………………………….


Me gusta observar como a Lorence le cae bien toda la gente de principio, luego se da cuenta que los que penso podrían haber sido los hermanos que nunca tuvo,  bien podrían ser sus rivales de amores.  Inconscientemente se encariña con los hombres que miran a su mujer con deseo. La razón lo alertará más tarde y se mostrará reticente.


……………………………………………………………………………………………………


Para mí hablar de tiempo es un acto de trazar coordenadas, dar pistas de donde se encuentra el día, en qué posición me encuentro del día  y en qué posición se encuentran las cosas y las personas. Los interesados pueden dirigirse al punto que prefieran,  allí van a saber que la historia contada todavía se teje y el poema sigue solitario.


…………………………………………………………………………………………………….


Las aves emigran hacia el sur. Los árboles emigran hacia adentro. Sueltan las hojas y los nidos quedan expuestos, desterrados por pájaros friolentos. Es cuando las ramas inician su viaje hacia la clorofila.


………………………………………………………………………………………………………


Si así lo quieres, que se pudra el día de tus ojos ausentes, este día y todos los días. Aunque te parezca extraño ¿lo oyes?  yo echaré pestes al sol que no sé porqué siempre te trae a cuento.


Beatria Osornio Morales, Imagen de la red.

Entrada destacada

NEBULA

Un cuerpo comienza en esa nube de fluidos, se encuentra y desprende de la nébula universal los confines del cuerpo,...