lunes, 22 de octubre de 2012

TRASPASO


















Traspaso


A esta hora del día, llega a mi ventana, 
violento el deseo de ahogarte,  sin más
en el recuerdo,  tomar tu cuerpo audaz
entre mis manos con mirada hacina.


En debate, rompernos la mañana
que dure lo que dura un beso fugaz
y después de todas las cartas, el haz
que  no deja mentir como el harina.


¿Porqué cantan los grillos a la aldeana,
porqué el gorgojo en la sémola  vino?
El destino a esta hora en mi ventana


llama cual golpe de licor al rapto,
me traspasa tu memoria insana,
cíclope el deseo, aprendiz de muerto.



Texto e imagen: Beatriz Osornio Morales 

Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...