domingo, 17 de febrero de 2013

VENTANA SIN CASA





Mi ventana esta muy triste de ver
que tu casa desapareció sin rumbo,
y pensar que estuvo allí todo el tiempo
ignorada por muchos otoños,
sumida en esa soledad de los desconocidos.

No pienses que nadie te extraña…
te extraña mi ventana como a una casa
pintada de sutilidad color hueso,
carmín el techo,
la observamos  a diario
mientras imaginábamos por la luz encendida,
que tomarías  la merienda,
cepillarías tus dientes
con la televisión prendida de fondo,
asomándote al espejo
a mirarte la boca llena de espuma.

A la hora del desayuno
corridas las cortinas leías el periódico,
 resuelto el acróstico.

Y ahora que está todo espeso de bosque,
de ruidos impenetrables a la mirada,
lamento no haber tenido el valor
de alejarme de la ventana,
llamar a tu puerta
y con una sonrisa,
derribar las murallas de lo desconocido.
Pero esperamos a que tú por error
derribaras la casa entera,
pensando que así franqueabas la soledad
de la indiferencia,
estabas sintiéndote sola.

No te das cuenta que mi ventana llora
en cada  crepúsculo,
la pobre al irte se quedó sin casa.


Beatriz Osornio Morales, Junio 1 2012. Imagen de la red. 

23 comentarios:

Ester dijo...

Me ha encantado y no se si sentarme a llorar debajo de la ventana o a reír en el quicio de la puerta. Eres estupenda, Abrazos

maria del carmen nazer dijo...

Me encantó !! pobre ventana ! en verdad se quedó sin casa.besos de luz.

maria del carmen nazer dijo...

Me encantó !! pobre ventana ! en verdad se quedó sin casa.besos de luz.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cómo utilizas la metáfora de la casa y la ventana, para dejar fluir sentimientos tan humanos como el amor y el afecto. Muy buen poema. UN abrazo. carlos

Zavala dijo...

Las casas son sus habitantes. Cuando ya no están, todo los recuerda. Tal vez por eso preferimos mirar al exterior y asomarnos a tu ventana.

Muy bonito Beatriz!

Rafael dijo...

Ese final de "ventana sin casa", es precioso.
Un abrazo en la noche.

Fina Tizón dijo...

Hermosa metáfora a los sentimientos. También , de otro modo, podríamos buscarle sentido a tantos deshaucios que en la actualidad apagan las vidas de tanta gente. Es otra forma de ver tu poema.

Un besazo

Fina

Narci M. Ventanas dijo...

Qué triste esa ventana que nada esconde, que a nadie da paso hacia el exterior, que triste esa ventana ciega de ojos, de calor humano, de paredes vivas, de sentimientos latiendo.

Una belleza de poema.
Saludos

Humberto Dib dijo...

Un poema que me llegó, en verdad, me hizo sentir la tristeza como si yo la estuviera experimentando.
Muy bueno.
Un abrazo.
HD

Marisa dijo...

Pueda que algún día tu ventana se sorprenda de ver que la casa se vuelve a iluminar.

Gracias por acercarte a mi ventana.

Un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Como un voyeur de los sentimientos, te asomas a esa ventana para mirar las vida con todos sus vivencias y recuerdos.
Bello poema.
Un abrazo.

Luis de Burg dijo...

encantado de leerte de nuevo, y como siempre me llevo conmigo una sonrisa en los labios de haberte disfrutado, cada neurona, cada centímetro de piel, se estremece con la amarga soledad de aquella ventana que se quedó sin casa que contemplar en los días tristes de otoño, siempre he creído que las cosas u objetos que nos sirven a diario, se quedan imprengados de nuestras energías cada vez que los utilizamos como pretexto para seguir viviendo, dejando rastros de nosotros mismos, de nuestras emociones, de nuestros lamentos, nuestras risas, nuestros sueños, cuando nos vamos dejando el cuerpo para cruzar al infinito de la oscuridad, son estas cosas las que siguen sintiendo a pesar de que ya no estemos a su lado, son estas cosas las que siguen arrastrando penas y lamentos, convirtiendose en fantasmas de nosotros mismos, como una copia de nuestra alma, como una copia de nuestros sentimientos y nuestros sueños....

Amando García Nuño dijo...

Hay en algún lugar del mundo, una casa preciosa, lista para ser habitada, en busca de una ventana, lo único que la falta.
Un abrazo.

Vocablo Mudo Pilar dijo...

La incomunicación hay que atajarla a tiempo...
Tristemente hermoso.

Saludos

Leovi dijo...

Un bello poema. Delicioso. Pondré mi casa al lado de tu ventana.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Pobre ventana!.
Desde luego derrochas imaginación. Te ha quedado redondo.
Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Hola Beatriz, intensa metafora de ausencia
Hermoso
Abrazo

Lapislazuli dijo...

Hola Beatriz, intensa metafora de ausencia
Hermoso
Abrazo

Ánima dijo...

Una puerta cerrada a una ventana abierta le dijo..." Veo entrar la luz del alba por tu mañana pero mejor no abro que no quiero que se me escape nada..."

Un beso, Beatriz.

Julie Sopetrán dijo...

Las ventanas también sufren la ausencia y se quedan solas con los brazos abiertos para dejar que otros miren lo que se va... Muy muy buen poema Beatriz. Me ha hecho sentir ausencias.

taty dijo...

Tu poema es triste pero la metáfora es muy hermosa y acertada para hablar de la pena de lo ausente.

Saludos.

Lunna dijo...

Gran belleza en tus letras para describir la ausencia.

Besos.

Lunna.

dèbora hadaza dijo...

Mi ventana esta muy triste de ver
que tu casa desapareció sin rumbo,
y pensar que estuvo allí todo el tiempo
ignorada por muchos otoños,
sumida en esa soledad de los desconocidos.

Entrada destacada

El Otro Einstein

Como a mediados de Julio leì una nueva novela (para mì era nueva) “The Other Einstein” de la autora americana que firma como Marie Be...