miércoles, 10 de abril de 2013

BOTELLA AL MAR



 


¿Podre encontrar la paz que necesito para dormir esta noche, para cruzar el borde de esta  poza negra con los pies del sueño, de brazos abiertos, sin miedo a la caída del insomnio?

Pregunto a no sé quién. No es una pregunta retórica, hace tiempo que no hago preguntas retóricas. Esta es una pregunta que necesita respuesta, por eso voy a enrollar esta página en un pitillo delgado y alargado que pueda caber  en la boca de una botella verde. Luego, haré un corcho con el tubo que ya no sirve de nada, y echaré la botella a naufragar, el río pasa a unos metros, solo tengo que abrir la puerta trasera, adentrarme un poco en el bosque y ya está. Sería mejor el mar,  los naufragios tienen mejor destino en el mar. Mientras que el río va en una sola dirección, y las turbulencias de éste, solo pueden dejar las cosas atoradas entre las piedras, las ramas, o el descanso del velamen; el mar da muchas vueltas y tiene multitud de orillas. Si  pudiera llegar el mar por el naufragio del río, yo misma me tiraría al mar.



Beatriz Osornio Morales. imagen de la red. 

16 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Mi querida Beatriz. Claro que podrás dormir esta noche. Sólo piensa cosas bonitas, recuerda momentos felices . Nada puede ser tan malo.
Que recibas una lluvia de bendiciones .
Besos de luz.

Fina Tizón dijo...

¿Es pura ficción este relato tuyo o estas decaída, Beatriz? si es así,levanta el ánimo, y si me equivoco, te felicito, de todos modos, por la impecable prosa que nos has dejado y por el caudal reflexivo que aportas a este trabajo

Un abrazo, amiga

Fina

Sandra Garrido dijo...

Solo tiene una direccion el rio pero a ese mar donde puede acabar es inmenso cpmo esta prosa tuya.

Un abrazo

Sombragris dijo...

Es cierto que el río va en una sola dirección...pero el agua se evapora pasa a la atmósfera y vuelve a caer limpia sobre nosotros...
Asi caen tus palabras, auténticas, nobles, llenas de dolor o de alegria, de nostalgia o de dulzura...pero siempre frescas como ese agua...Tu caminas por un rio, el rio de los sueños...un beso

Narci M. Ventanas dijo...

Mejor arrojarse a los brazos de Morfeo y soñarnos navegando a bordo de esa botella que a través del río y del mar llegará a cualquier playa cálida de abrazos de arena y caricias de ola.

Besos

MAJECARMU dijo...

Beatriz,intenta meter tu mente en la botella y déjate llevar por el vaivén del agua,que camina hacia el mar...Siente la calidez de la luz y el movimiento que te acuna...Poco a poco te dormirás feliz,porque dentro de esa botella has encontrado la paz de tu propio mar interior,amiga..
Mi gratitud por compartir y un beso,compañera.
Feliz jueves,Beatriz.
M.Jesús

Luis de Burg dijo...

cuentas... hablas... como si fuera parte de una posible forma de encontrar el sueño, conversando con uno mismo, hasta perderse entre las horas oscuras dentro de la habitación, con la ventana a un lado en donde puedes esperar el amanecer, vas comentando, divagando, con ganas de soñar, abrazada de tu insomnio te dejas enredar hasta perderte en una dulce locura mezclada de sueños rotos.... es así como te escucho y te oigo.... el mar da muchas vueltas y tiene multitud de orillas, si pudiera llegar el mar por el naufragio del río, yo misma me tiraría el mar.... que lindo pensamiento, me has tocado el corazón, me has calentado el momento con tus pensamientos.... te dejo miles de besos.....

Amando García Nuño dijo...

Te advierto que en el ramaje de ese río tenemos montada una reunión de náufragos en botellas de todos los colores. Te estamos esperando, verás que bien duermes. Por cierto, ¿te traes el vermú?
Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

Lo cierto es que tuve una temporada de insomnio, esto quedo de ella, y como todo lo que se escribe no se escribe para gustar, pues me atreví a subirlo ahora que ya el insomnio paso.

Muchas gracias por sus ánimos y recomendaciones para conciliar el sueño, nunca están de más!!!

Un abrazo, y claro que Sí, por allí nos vemos en esa reunión de náufragos y con todo y vermú.

Natalia H. Fontijn dijo...

El rio es pura energía, que fluye, que cambia siempre. Tu escrito es muy simbólico, muy profundo, muy complejo, muy inquietante. Lo lograste!
Una abrazote

Fernando Morales Villalón dijo...

Y porqué no meter todos tus problemas y esas preguntas sin responder en ese botella, tirarla al río y dejarla naufragar, hundirse, escorarse, juntos a tus problemas y así lograr dormir tranquila.
Como tu bien dices, el río es algo más turbio, pero siempre llega al mar, donde todo cambia :)

Leovi dijo...

Un relato desasosegante, me llega porque muchas noches he tenido esos sentimientos e insomnio. Pero al final viene un nuevo día...

JOAN dijo...

El mar... siempre es una escapada, una salvación, una arma contra la rutina!

Un abrazo, un placer leerte :)

Vocablo Mudo Pilar dijo...

Qué placer leerte, Beatriz.

Saludos

Lunna dijo...

El mar es como las noches unas tortuosas y otras en calma.

Es un verdadero placer disfrutar de tus letras.

Besos.

Lunna.
P.D. Me parece mentira que mi blog cumpla estos días cuatro años y que lleve mucho de ese tiempo disfrutando de tus letras , de tu compañía y de tu amistad. Muchas gracias por ello.

Beatriz ZaCar dijo...

A veces hay que dejarse llevar por la corriente para no morir en el intento. Y eso pasa también cuando nos abandona el sueño.

Gracias por tu visita y tus palabras, tocaya.

Saludos

Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...