viernes, 1 de noviembre de 2013

DRONE




Un insecto se siente pesado como si llevase puesta una armadura de metal. Pero no es cualquier tipo de insecto, este se sabe insecto,  aunque después de mucho pensar, comprende que debe ser igual que otros insectos y que podría estar atrapado en un objeto metálico.

 Tratando de escapar, revolotea sin descanso. Las delgadas hojas que forman sus alas, se mueven frenéticamente, emitiendo un sonido  parecido al ruido de las moscas gigantes,  pero más agudo.

Al volar alrededor de la lámpara encendida, la fricción que producen sus movimientos emite un ruido desgastante, aun así, la mujer que lee a la luz de la lámpara, ni siquiera nota la diferencia entre esto y un insecto normal,  es ofensivo para el insecto que se siente distinto.  La mujer ignora las moscas  el mayor tiempo posible, sabe que al final, presa de la impaciencia terminará por matarlas apresándolas en la palma de su mano, o aplastándolas contra algo con un trapo.

 El insecto nota que la mujer sigue con la mirada clavada al objeto amarillento entre sus manos.  En un intento por atraer su atención,  vuela sobre lo que parece un plantío vegetal de especies negras, olivares bajo el crepúsculo quizá; la mujer enfadada, tira un manotazo y la molesta mosca es derribada, ¡al fin!

  Al bajar la mano, la mujer observa que una gota de sangre cae en la página. El  dolor inaudito del golpe revela una oscuridad incompresible para ella, y el insecto azul que por fin se muestra inerte  parece un metal derruido, objeto inservible.





Beatriz Osornio Morales , imagen tomada de la red.

15 comentarios:

Luis de Burg dijo...

un verso y un cuento algo futurista, me ha encantado tu manera de razonar como un insecto de metal completamente provisto de mecanismos, un insecto que creo que le sea imposible razonar como tal, ya que las computadoras tampoco razonan por más memoria que le pongan, sólo responden a lo que nosotros le pedimos, quizás en un futuro sea todo lo contrario, pero para que ese futuro llegue, los humanos ya deberíamos al menos ser más evolucionados..... besos!!!!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Esa relaciòn de metal y sangre...quizàs esos seremos màs adelante, en la genètica para aguantar la radiaciòn que nos roba el exono. UN abrazo. Carlos

taty dijo...

Bravo por darle atmósfera al relato en tan pocas líneas!

Doble bravo por darle voz a un insecto-robot y hacerlo hacerlo creíble.

Besos.

Natalia H. Fontijn dijo...

Hola Beatriz
este relato es muy interesante y muy pero muy psicológico. A mi me dice mucho, el dolor, el insecto inerte. Yo no se nada de psicología pero este cuento tiene mucho mas que lo que "meet the eye", como dicen por aquí. Muy interesante.
Un abrazote!

BEATRIZ dijo...

Sí, este relato está cargado de ese estado psicológico que nos asalta en estos tiempos de asecho tecnológico. Pero no solo es un insecto creado lo que revela algo de la vida que se ha puesto en ello, puede ser la forma de ver cada objeto, la relación que se crea entre uno y las cosas. Es un tema que me viene obsecionando ya hace tiempo.

Gracias por sus asertados comentarios.

Los aprecio!!!

Fina Tizón dijo...

En esta ocasión estoy con Natalia, Beatriz. Es un relato puramente psicológico, surrealista, buscando el desvarío de la propia mente, consiguiendo transportar al personaje de tu historia hacia sus propios miedos.

Un abrazo

Fina

Elsa Tenca-Mariani- dijo...

Beatriz:este relato breve nos revela que cada uno desde su subjetividad puede asociarlo con un objeto o sujeto que nos incomode o dicho de otra manera con un hecho de privación hacia los derechos de la sociedad y de cada persona.
Especialmente el zumbido agudo me remite a los aviones que arrasaban a la población indefensa.
Un abrazo para ti

Julie Sopetrán dijo...

Se puede asociar a tantas cosas... Estos días pasados se abalanzó sobre mi uno parecido a este que nos muestras en tu relato. Estuve cuatro días sin internet y sentí su picadura atroz, y era una picadura tecnológica. La avería era de telefónica, estuvimos toda la zona sin poder conectarnos... Y volví a la naturaleza y me encontré con los otros, los que pasan saludándote en exceso, pero todavía educados...
Un buen relato, surrealista, y como tal, cada uno lo desarrolla como quiere. Pero muy bien escrito. Felicitaciones.

Ánima dijo...

Vivimos rodeados de esa plaga de insectos que se ha ido aposentando en nuestras vidas de manera casi imperceptible. Molestos como son, apenas les prestamos la atención debida tal vez porque hemos terminado por verlos como parte del mundo que nos rodea...son peligrosos, vaya si lo son...

Rendan Laveriz dijo...

Ese insecto que se siente diferente pero que al final cae como los demás.
Buen relato compañera, cargado de significado. Un abrazo.

Sónia M. dijo...

Um relato surrealista, que nada tem de futurista. Muito próximo dos nossos dias...cada vez mais tecnológicos.
Muito bom!

Un beso

Sónia

Gizela dijo...

Excelente relato Beatriz!!!!
Me encanta!!!
Te felicito!!!
Fluidez, profundidad, y perfectas imágenes, en un concentrado de muy buena escritura creativa

Besossssss
Y linda semana1

Narci M. Ventanas dijo...

Justo así nos podemos sentir en estos momentos de crisis, como moscas molestas zumbando muy cerca de aquellos a quienes elegimos como representantes y que ahora nos ignoran, y el día que dejen de ignorarnos seguro que será para dar el manotazo o el tijeretazo y cabrearse además por la mancha que dejamos en su curriculum.

Besos

BEATRIZ dijo...

Esa es otra forma de aplicar este texto Narci. Los humanos podemos elegir el lugar de nuestra preferencia en una historia, eso es lo mágico de la lectura.

Gracias por sus comentarios, Luis, Carlos, Taty, Natalia, Fina, Elsa, Julie,Anima, Rendan, Sonia, Gizela y Narci.
Un abrazo a tod@s!!!

Leticia dijo...

Los insectos son tan poderosos que dan pie a grandes industrias para aniquilarlos, los científicos escriben y observan su vida, hacen simposios para discutir sus últimos descubrimientos acerca de la trasmisión de enfermedades y lograr vacunas, la economía y los inventores se dan la mano en su necesidad de acabar o ayudarse de ellos. El escritor o escritora, los toma como leit motiv y crea historias como esta que nos ofreces. Un abrazo... con el zumbido del minúsculo mosquito en los oídos. Beso

Entrada destacada

El Otro Einstein

Como a mediados de Julio leì una nueva novela (para mì era nueva) “The Other Einstein” de la autora americana que firma como Marie Be...