miércoles, 6 de noviembre de 2013

La Multiplicidad y El Reflejo


La multiplicidad y el reflejo


Cuando las cosas se doblan por la mitad, se tiene la sensación de que algo en ese objeto se multiplica, no se sabe porqué, quizá sea ilusorio pero la experiencia interior que descubrimos es real.

Para mí la multiplicación de las cosas siempre ha sido un tema fascinante. La primera noción que tengo sobre la multiplicación viene muy del pasado, de ese pasaje bíblico sobre la multiplicación de los panes y los peces, la cual fue posible  solo mediante la división en porciones del pan y los peces, a mi corta edad fue algo que dejo huellas duraderas. Siglos después, (o antes, si vemos la historia del mundo y no la nuestra, el uso del espejo en otros materiales como el metal, sucedió  más de un milenio A. C según se dice hay indicios) a imagen del agua se inventó el espejo, del  término latín  specullum, en el cual pueden las personas observar su imagen y a la vez, sentirse seres diversos.

Se edificaron ciudades a la orilla de ríos, lagos o mares. Se construyeron casas y ventanas en las casas para dejar entrar  luz y seguir recordando el agua. Más tarde se edificaron rascacielos, todos cubiertos de vidrios y espejos, estructuras tan altas y cruciales en localización dentro de una ciudad, que los reflejos mostraban todo lo de alrededor, incluso se podía ver el cielo en las paredes de las mismas, y los hombres se maravillaron de ver que los edificios, vistos por medio de otros edificios,  producían la multiplicación de estos, los rascacielos se multiplicaron, el mundo se abría.

Los reflejos crean la visión de multiplicidad, por medio de reflejos podemos ver lo que no alcanzan a ver nuestros ojos por sí solos, y es de ese modo que el reflejo tiene un valor especial para mí.



Beatriz Osornio Morales.


16 comentarios:

JOAN dijo...

Gran reflexión sobre un tema que nos parece tan cotidiano que no le damos valor ni importancia...

Que grande!

Un besote desde el Taller :)

maria del carmen nazer dijo...

¡Felicitaciones Beatriz ! Has tocado un tema aparentemente simple pero lo has desmenuzado con mucha inteligencia.
Besos del alma.
¡FELIZ DIA !! :)

Leticia dijo...

En el espejo del alma es donde
se refleja la vida para el escritor y el poeta. Un bello tema encantado y encantador es el de a multiplicidad de la imagen gracias "al hechizo" de la tensión superficial en el agua o la que ofrece el reflejo de la luz en las superficies o el liquido y juguetón azogue.
Bella reflexión mi querida Beatriz. Beoso

Fina Tizón dijo...

En lo primero que pensé al leer este texto fue precisamente en la multiplicación de los panes y de los peces, ese acto tan generoso de saber compartir que nuestra historia sagrada nos recuerda; pero por qué no pensar también en esa multiplicación de "ideas" donde la creatividad puede hacer milagros, o el aura que envuelve a los seres humanos que crece y crece cuando cerramos los ojos irradiando fuerza, o ese espejo donde miramos nuestro interior, ese es el mas maraviloso de todos, porque en él nos descubrimos nosotros mismos, y gracias a él, podemos ser capaces de hacer grande
lo pequeño, fácil lo difícil...

Tema importante el que nos dejas, Beatriz, para reflexionar largo y tendido, pero lo dejo aquí, como un canal abierto a muchas más opciones.

Un fuerte abrazo

Fina

Ester dijo...

Se te olvidaron tus ojos, en ellos se reflejan y repiten todas tus miradas. Abrazos

Luis de Burg dijo...

hasta existen cuentos fantásticos respecto al espejo, mucho antes de que existiera como tal, y el ser que habitaba en ellos con una magia poderosa para convertirlos en inmortal, además como la de imaginar que es una puerta dimensional para entrar a otros mundos, algo que hasta se llevó al cine, también y sin olvidar, la forma curiosa para detectar a un vampiro que no se puede reflejar, el espejo ha sido hasta hoy, una puerta inmensa para crear miles de situaciones diversas en el mundo de la imaginación, donde hasta los fantasmas hacer sus travesuras en ellos, por lo pronto para mí no me sirve de mucho, ya que no necesito maquillarme, ni peinarme, sólo lo uso cuando intento rasurarme, pero luego ni siquiera lo miro..... besos!!!!

Rafael dijo...

Bonita reflexión que nos dejas.
Un abrazo.

Natalia H. Fontijn dijo...

Hola Beatriz
A mi siempre me ha apasionado el mundo de los espejos y todo cuanto se ha escrito de ello. Borges tiene muchos escritos sobre lo que el llamaba el incesante espejo, empeñado en repetir... Muy interesante tu tema y reflexión de hoy.
Un abrazote

Belén Rodríguez Cano dijo...

Muy buena la reflexión que nos dejas hoy.
Nunca me había parado a pensar sobre ella, la verdad.
Besitos.

Julie Sopetrán dijo...

Interesante tema Beatriz, fascinante para pensar, a mi me cautiva el camino, como espejo, sin camino no existirían las ciudades, los pueblos, las casas, tal vez es lo primero que reflejó el espejo, respecto a la multiplicidad... Caminos de agua y tierra que son los que nos han hecho crecer hasta crear los otros caminos del aire... Me ha encantado leerte, como siempre.

Rendan Laveriz dijo...

La multiplicidad e inversión de las cosas a las que se les añade un ligero brillo que las hace únicas. Si tienen un valor especial si. Un abrazo compañera.

Leovi dijo...

Sí, para mi también, en mi fotografía los reflejos son fundamentales! Saludos!

jordim dijo...

El secreto está en los pequeños detalles, buenos o malos.

José A. García dijo...

Cierto, ya en Egipto se utilizaban espejos aunque, claro, no eran de cristal como los actuales, sino de plata sumamente pulida que es capaz, en ese estado, reflejar lo que se ponga enfrente...

Saludos

J.

Narci M. Ventanas dijo...

Buena reflexión. Lo malo es que la mente nos juega malas pasadas y a veces, cree ver lo que no existe, porque lo cierto es que por mucho que yo doble a la mitad o en 20 partes un billete, el tal no se multiplica ni me sirve para comprar el doble, y si lo parto por la mitad ni siquiera me lo aceptarían en ningún sitio.

Eso sí, lo que compro con él, lo puedo compartir, claro está, quedarme con la mitad y ceder el resto a quien lo necesite, pero entonces habría un necesitado menos y dos medio necesitados más; así que, y aunque sea ya divagar demasiado, mejor que sea el que tiene muchos billetes quien regale la mitad de su total y que haya un rico menos y nungún necesitado o medio neceistado más ¿No es mejor este reflejo? :)

En cuanto a los espejos, siempre han tenido para mí algo de misterioso y hasta de mentiroso, fíjate,que últimamente hasta me reflejan con arrugas y patas de gallo, total no son pillos ni nada.

Besos

taty dijo...

Has dejado un ensayo delicioso, que se presta como base para la idea propia o para el debate.

Para mí lo fascinante del tema del reflejo es que no sólo existe el reflejo físico, sino también el psicológico: a veces hacemos ediciones e interpretaciones de lo que realmente nos devuelve el espejo, según nos acomode.

Besos.

Entrada destacada

Soy lo que Soy

Mi nombre es Beatriz, mamà  escogiò ese nombre primero y despuès yo. Para el mundo soy mexicana, para el mexicano mestiza, muy blanca ...