lunes, 7 de enero de 2013

Diálogo de pequeños silencios





(Los silencios discutían una tarde tranquila a orillas de la palabra)

-Dices que hablar por hablar es lo mismo que estar mudos.
-Sí, el problema no es cuando te veo frente a frente, la postura se entiende…más no siempre se goza de  tan prestigiada postura como es la presencia.
-¿Entonces cuál es el problema según tu?
-Los pequeños silencios… pero no  problema, sino posibilidad ¿Me entiendes?
-Si los interlocutores no se miran, sobran las posturas, las palabras tendrían que bastar.
-A eso me refiero precisamente. Las palabras  nunca bastan…(pequeño silencio) ..eh, una mano sobre la otra en postura relajada, bajar los ojos en determinado momento, como sintiendo vergüenza…¿Me entiendes? (pequeño silencio)
( otro silencio)

-Si los interlocutores no se miran, la palabra es la determinación de lo que habrá de continuar, la medida…No hay silencios.
-Los hay,  intermedios entre una palabra y otra, una frase dista de la siguiente en cuanto al receptor.
-Pero están las pistas del tono… dependiendo de cómo se digan las cosas, las pautas se van desdoblando puntuales como si emisor y receptor estuvieran frente a frente intercambiando posturas. Sonrisas.
-¿Podría existir el diálogo con solo palabras?
-Ellas son el diálogo en su postura, de la misma manera que las formas de las cosas visibles interactúan entre sí por medio de sus bordes, colores y espacios…
---(pequeño silencio)
…y al observarlas podemos relacionarlas.
(pequeño silencio)

¿Sigues allí?
-Aquí sigo (pequeño silencio, mano izquierda acariciando la ceja derecha)
-¿Estás de acuerdo?
El otro silencio voltea hacia el monitor de la televisión.
-¿De acuerdo con qué?
- Con lo que hemos hablado…Siendo silencios…
-Los silencios no siempre hablan de lo mismo, por fortuna. Tú dices una cosa, el otro, otra, y el otro es sólo silencio.
-¿De qué hablas ahora?
-Respecto de la relación entre las cualidades de las cosas. Sigo pensando que las palabras de por sí, no son el diálogo como has dicho. La forma no es la cosa. El color no es la cosa, el espacio…
(pequeño silencio)
-El silencio tampoco es el diálogo…
(silencio prolongado)
-No, no lo es. Entonces ¿Qué es lo que hace que las palabras persistan y los diálogos expiren?
pequeño silencio-
-¿Los hombres?
-Quizás.


Beatriz Osornio Morales, Hampton, Va. Febrero de 2012. Imagen de la red.

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...