lunes, 22 de julio de 2013

Conciencia Errática


¿Te ha pasado alguna vez que, recargas la conciencia demasiado hacia un lado, en un hombro, en un tobillo, hacia atrás o hacia adelante?

Te das cuenta y es molesto estar consciente todo el tiempo de un solo hombro, el tobillo que te duele, hacia atrás o hacia adelante.

No quieres ser solo hombro o tobillo. Así que intentas establecer el equilibrio de tu ser por cualquier medio, pruebas muchas cosas pero nada resulta.
No te lo explicas.

 Procuras una mejor postura, la movilización de los brazos, alineas las rodillas con los pies y hasta cambias de zapatos, practicas cargando el bolso en el otro hombro, pruebas modulando la respiración, acortando y alargando su frecuencia, pero este tobillo es una distracción; entonces empiezas a saltar en un solo pie: 

“Dicen que soy, que soy una cojita, y si lo soy, lo soy de mentiritas”
Cambias de pie: “Dicen que soy, que soy una cojita, y si lo soy, lo soy de…”  reflexionas en las palabras y mientras lo haces, te has olvidado ya del tobillo; descubres que en realidad la conciencia es imparcial, es una caja que solo puede estar centrada en un espacio, en un aspecto a la vez, un rayo que solo se puede apuntar en una dirección, no es simultanea, y puede alternar casi involuntariamente; la conciencia es un poco errática y raramente total.



Beatriz Osornio Morales 


Entrada destacada

19 de Septiembre de 2017

El martes 19 de septiembre, yo estaba pasando por un tremor eufòrico, producido por el pànico. Debìa enfrentar nuevamente el servicio c...