viernes, 10 de octubre de 2014

Entre Actos






Entre Actos

Este libro tuvo su buen principio y un buen final. No tanto se puede decir del intermedio, la obra de teatro,  en lo que a teatro se refiere, la encontré  un tanto vana,  además está  narrada en un lenguaje arcaico, victoriano quizá, (se sabe que Virginia Woolf fue admiradora de la literatura de dicha época de pompa y realeza inquisitoria) con todo y eso, es una obra de teatro llena de lugares comunes. Realmente hay opiniones opuestas respecto a la novela en sí, pues fue la última novela escrita y publicada en 1941 donde reina una atmósfera anticipando la Segunda Guerra Mundial. Hay quienes afirman que el tono apunta en cinismo hacia la historia británica, tal vez de allí que su lectura a ratos se encuentre vana.

Lo que sí hace honor al título del libro es la forma en que se descubre la audiencia, se va revelando poco a poco entre un acto y otro, entre reacciones morales y afinidades de personalidad. Alternativamente se va descubriendo e identificando nuevos personajes, que en su lugar juegan prácticamente el lugar de las personas. Un gran merito a la autora que deja a los personajes  expresarse con libertad considerable, dadas las circunstancias.

En este trabajo hay varios elementos sugestivos que tocan al espectador, por ejemplo, las palabras que caen desde el escenario en la audiencia como gotas de  lluvia,  hacen reacción, mueven, impulsan la vida interior de cada persona en la audiencia, de alguna manera la autora nos lo deja  ver. Otro detalle lírico que me quedará en la memoria por largo tiempo, es la imagen de  los árboles atestados de pájaros, convertidos de pronto en rapsodias.

Es un libro con poca trama (como no sea la teatral) pero colmado en detalles de imperiosa belleza, algo que con frecuencia escapa a las palabras.

Podría concluir, de gustarme las conclusiones, que en este libro, la visión de la audiencia es más bella que la de la actuación. Quizá no sea solamente en el libro ¿pues cómo se compara la belleza que percibe el espectador y la que percibe el actor?



Beatriz Osornio Morales. imagen de la red.

9 comentarios:

Ester dijo...

Una novela póstuma que se publica lógicamente sin revisión de la autora, pero que cumple las expectativas que se tienen de su obra. La novela ensalza la figura de Inglaterra con su historia, paisaje, literatura y la lengua en vista de la amenaza de la guerra que se cernía. Abrazos

Leticia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leticia dijo...

Virginia, mujer de temperamento inestable y cobijada por su esposo al extremo, hasta su suicidio; Logra que los personajes reflejen la vida social de su comunidad diseñándose frente al lector-espectador. Acerca de la trama, habría que profundizar en lo que es para ti... para mi, es una, el urdimbre del lenguaje y sus símbolos.
Libro estructurado en versos, manifiesto de su originalidad extraordinaria. Enferma siempre, como otros artistas, deja con su suicidio a su amado y todos sus logros, entre otros la fundación de una editorial con él con publicaciones de autores magníficos. Un hito en la literatura es Virginia Woolf. El arte se enseñorea en esta novela y como bien dice Ester, (comentarista en esta entrada) es su última novela. Plagada de signos y sus símbolos, extraordinarios. Un retrato de la vida en su Reino Unido UK.Besos Bea.

BEATRIZ dijo...

No dije que la novela entera sea carente de calidad literaria, tiene la calidad de una grande en la letras, a quien he admirado y sigo admirando. Tal vez el hecho de que su publicación sea póstuma y los ajustes necesarios quedaran en proceso, es lo que deja el conjunto un tanto desarticulado.

Me gustaron muchas cosas de la novela, pero la parte teatral no es de mis favoritas. Sin embargo no me importaría volver a leerla para re descubrir esa delicada y secreta vía del simbolismo.

Gracias Ester y Lety por su aportación atinada en esta entrada. Abrazos!!!

taty dijo...

Beatriz, no he leído esta novela de Virginia Woolf; apenas si me acabo de comprar "On Being Ill" que mencionaste hace algunos meses. La tendré en cuenta, sobre todo tomando en cuenta la pregunta con la que cierras tu planteamiento.

Besotes, que tengas buena semana :)

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Virginia Wolf ue un temperamento liberatrio...por eso pudo más la muerte...supo hacer dramaturgia, como narrativa...UN abrazo. Carlos

jfbmurcia dijo...

Cultura, cultura, y cultura. Qué faltos estamos de ella. Aquí hay cultura y mucha, y buena. Sigue así.

Rendan Laveriz dijo...

El sentimiento de una cantidad grande de personas que ha decidido gastar algo de su tiempo para verte en el escenario debe de ser asombroso. Coincido contigo con la duda de quien de esas personas percibe mayor belleza. Un abrazo compañera, me apunto la lectura.

Jo dijo...

querida Beatriz
que buen review!

:)

Entrada destacada

NEBULA

Un cuerpo comienza en esa nube de fluidos, se encuentra y desprende de la nébula universal los confines del cuerpo,...