jueves, 10 de julio de 2014

ABSTRACTO


¿Es posible  llegar a un punto abstracto de la vida? 

Si es posible, debe ser ese momento donde el paso se nos detiene en seco, de golpe,  como si una fuerza invisible jalara hacia adelante y otra hacia atrás, quedando solamente las laterales despejadas. Sabemos que no podremos ir hacia la izquierda o la derecha, antes,  tendremos que  liberarnos del alto total que producen esas dos fuerzas, que se encuentran y rechazan al tiempo de hacer coalición. La materia puede despedazarse si la intensidad del choque es extrema, la energía del ser saldrá volando en añicos, como un vidrio hecho pedazos. Con la energía dividida ¿Seguimos siendo lo que somos, seguimos siendo?

En este momento tengo la sensación del vidrio roto, pero quizá solo sea cuestión de física. Por lo pronto, queridos lectores,  dejo  este lienzo abstracto hasta recuperar mi unidad creativa y el cielo se despeje.



Beatriz Osornio Morales, imagen tomada de la red.

Entrada destacada

El Otro Einstein

Como a mediados de Julio leì una nueva novela (para mì era nueva) “The Other Einstein” de la autora americana que firma como Marie Be...