sábado, 1 de noviembre de 2014

EL CUERPO QUE FUI




Cuerpo desnudo
ante la niebla
alba reclinada en el espacio
senos de vapor
paralelos
en escenas de rostros milenarios

Como aroma
ante los ojos que se nublan
solitarios
me respira el cuerpo
que fui

Perdido en este laberinto
de andar
a media luz
abrazo una imagen
una transparencia
que fue sombra
hasta desentrañar los ojos
evaporar las manos
y arrancar del aire
la ausencia de materia.




Beatriz Osornio Morales

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...