viernes, 27 de noviembre de 2015

Jellybeans

                                                                         Un dulce para ustedes.


Este corazón no tiene quien le escriba
todo lo hace romantizar, excepto quizá el recuerdo del viento
incesante
intacto.
El mundo se ha vuelto de gelatina
en la casita del árbol,
el librero tiembla con tus pasos,
cuando subes, los escalones tiemblan amenazadoramente,
podrías tropezar con su aroma de cereza,
los recuerdos tiemblan
en la enredadera blanca de anís,
que asoma en la ventana, el polvo
en las superficies desespera,
el pobre añora una carta,
una epístola sobre el corazón dulce
¿Le escribirías una carta al desgraciado que llora
lágrimas de gelatina?
El desdichado huele a limón
como para comerse frío,
mientras canta el viento alicorado
una canción de jerez.



B.O.M, imagen de la red.

13 comentarios:

Ester dijo...

Hay que escribirle, una carta puede ser el principio de un día especial en el que todo puede empezar. Un abrazo

Rafael dijo...

¿Y por qué no escribirle esa carta...?
Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Dulce y delicioso, Yummi!
Abrazo de anís.

jfbmurcia dijo...

Beatriz sí que tiene quien le escribe, y le lee, y le entiende. Bueno, todo lo que un ser humano puede llegar a entender a otro a través de su poesía. Saludos

sabores compartidos dijo...

Bueno a lo mejor dependiendo de la carta convierte sus lágrimas en sonrisas, no?
Besotesssssssssssssss

Joaquín Galán dijo...

Preciosas imágenes en tu poema a ese corazón solitario.Yo ya le estoy escribiendo para que no muera de soledad...

Saludos.

Buscador dijo...

Rute - 29 -11 - 2015.

Estimado corazón análogo al resto del mundo:

Me gustaría que esta carta se transformara en recuerdos; los recuerdos de una vida andada a cada latido con sus aciertos y sus pesares mas que nada, para no caer en los mismos fallos del pasado. Los dos llevamos la vida en la sangre y esta noche me gustaría compartir contigo cosas que no se suelen decir más que todo. por nada, tan sólo por el valor que se corresponde. La sinceridad corre por nuestras venas cuando el sentimiento nos alcanza incluso, si se escapa alguna lágrima furtiva sin que nadie nos vea...
Estimado corazón, anónimo de rostro y de género, puede que la conciencia de tu amo te maltrate por no hacerte caso y también puede que la masa del mundo entero no te comprenda y por ello, te envía lo más cercano a la soledad o a la marginación social al no cumplir unos requisitos. Los dos somos viejos en el latir a diario, a flor del alma y a flor de piel. Incansablemente necesitamos oxígeno para vivir; ese que se toma a bocanadas cuando nace un suspiro o, nos llama el amor o, el placer de llenar los pulmones cuando se requiere...
Eres corazón amplio e infinito en aprender; a veces cansado de latir, a veces ilusionado y con brío, otras en paz... Ya sabes que la palabra es algo inventado por el hombre pero tú y yo somos de tiempos anteriores que se labran en milenios a golpes de vivir para llegar a un tiempo, donde se valora más lo material que nuestra propia naturaleza. Pero hoy es día de recuerdos para meditar con esto que sucede a la raza humana porque tú no eres el único. La ciencia adelanta una barbaridad y la gente común es analfabeta en calidad de vida. Urgentemente se necesita un salvavidas tanto para el hombre, como para la vida de todas las especies que viven en este mundo. Hemos sido elegidos para presenciar en directo y en primera fila hasta dónde vamos a ir a parar en un futuro inmediato. Parece ser que la memoria escasea y sólo se ajusta a un presente inmediato, prescindiendo de la experiencia de la historia así como de corazones sabios en vivir...

Por naturaleza somos corazones frágiles a los golpes de la vida cuando estamos perdidos y también somos fuertes en reponernos. De vez en cuando se necesita a otro corazón para darnos compañía y un cariño que aunque sea en la distancia, sintonizó con nuestros sentimientos. No olvides que eres único entre millones de seres que laten contigo al compas en una locura, esa locura que se complica la vida siendo la vida tan sencilla...

Buscador.


**kadannek** dijo...

Extrañaba leerte, estoy regresando de a poco.
Tiene algo teatral, algo dramático y directo que cautiva. Me encantó leerte.

Sombra Gris dijo...

Siempre hay un abrazo para un dulce corazón...Hermoso texto....

Conchi dijo...

El pobre añora una carta,
una epístola sobre el corazón dulce.

¡¡Claro que le escribiría una carta al desgraciado que llora!! Y al que ríe, sueña, ama.......

Un abrazo Beatriz

taty dijo...

Juguetonas las letras de hoy.

Un gran abrazo!

aapayés dijo...

Navegando por estos espacios y me encuentro con tu blog..
Un gusto grande leerte

Ya me pasar con mas frecuencia

Un abrazo
Saludos fraternos

Enca Gálvez dijo...

Beatriz, tu corazón de caramelos con tan dulce sabor me ha sabido a poco... Da gusto leerte. Besos y feliz fin de semana

Entrada destacada

Palabras de Ceniza

Supongo que si de tiempo se trata, este el es tiempo donde existo. Aunque podrìa ser la conciencia de ello lo que realmente persiste c...