jueves, 22 de enero de 2015

The Graveyard Book




“Había una mano en la oscuridad,  y sostenía un cuchillo”

Esta  es la frase que da comienzo a The Graveyard Book, un libro que tenía entre mis inquietudes de lectura desde hacía tiempo. Por fin se me hizo leerlo y quería comentar algo al respecto mientras leía pero cuando me di cuenta, ya había terminado de leerlo. Es uno de esos libros que te enganchan desde el comienzo y no te sueltan hasta que se consuma la historia entre sus páginas.

Está clasificado como un libro infantil, lo cual podría dejar un interrogante en el lector por los tópicos que trata, la vida y la muerte, el crimen del asesinato, etc, el caso es que su narrativa ágil y su lenguaje claro permiten al lector adentrarse con naturalidad en la magia de lo sobre natural, y por supuesto, disfrutar la inmersión en sus excelentes atmósferas.

“Owens! - llamó la mujer pálida, en una voz que podría haber sido un murmullo de viento entre el pasto largo -Owens! ven a ver esto”

Un niño que por una desgracia familiar termina viviendo en un cementerio hasta su adolescencia, es el personaje central. “Un cementerio no es normalmente una democracia, y aun así,  la muerte es la gran democracia,  y cada uno de los muertos tenía una voz y una opinión sobre si a un niño vivo le debería ser permitido  quedarse”

 Los muertos se convierten en su nueva familia, en sus maestros y amigos, pero llega el día en que lo que los muertos pueden enseñarle ya no es suficiente. Un secreto de su pasado le es revelado. Entonces se enfrenta a sus propias inquietudes y a terribles enemigos que ni se imaginaba existían.

Es una historia inquietante y llena de magia. Yo lo he leído en inglés, pero supongo que hay traducciones. Es del autor británico Nail Gaiman, que al parecer tiene otros libros infantiles. Para mí es un verdadero respiro literario, con reservas sobre la clasificación. Los niños mayores de 10 años quizá pueden leerlo sin problema creo yo, pero los menores, queda a discreción de los padres. Si alguien lo ha leído sería bueno intercambiar opiniones. Ese es uno de los motivos de este post.

“-¿Cómo esta ella?
-Le quite sus recuerdos –dijo Silas- Regresarán a Glasgow, ella tiene amigos allá.
-¿Cómo pudiste hacer que me olvidara?

Silas contesto: La gente quiere olvidar lo imposible, esto hace su mundo más seguro.”



Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red.

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...