sábado, 31 de enero de 2015

Pluma y Piedra



Esta mano pequeña al escribir
se convierte en pluma
insiste en ablandar una roca
tenazmente
pule el mármol
con ojillos desiguales
y alegría triste en la boca


La sombra blanca del mármol
estática
en su dureza de pómulos fríos
ensaya con vehemencia
la bruma
la elasticidad
donde vidas ocultas sueñan
otro mundo en su interior
intenta tocar la pluma
que tan pequeña se tarda en llegar.




B Osornio M. Imagen de la red.

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...