sábado, 31 de enero de 2015

Pluma y Piedra



Esta mano pequeña al escribir
se convierte en pluma
insiste en ablandar una roca
tenazmente
pule el mármol
con ojillos desiguales
y alegría triste en la boca


La sombra blanca del mármol
estática
en su dureza de pómulos fríos
ensaya con vehemencia
la bruma
la elasticidad
donde vidas ocultas sueñan
otro mundo en su interior
intenta tocar la pluma
que tan pequeña se tarda en llegar.




B Osornio M. Imagen de la red.

Entrada destacada

MULTITUD

Alguien ha muerto, dejò de respirar el mismo aire en nosotros. Sus mejores amigos le abandonaron: el fuego se fue, el ai...