martes, 21 de julio de 2015

TODOS SABEMOS DEL TIEMPO


La persistencia de la memoria, salvador Dali.

II

No es que de pronto el tiempo
arrancará en aleteos estruendosos
dentro de un reloj de arena;
o  se lanzara a la existencia desnudo
en su latido de péndulo,
los sordos también saben del tiempo,
lo que no saben es dónde oyeron
hablar de él.

Los ciegos saben del tiempo, pero
¿Cómo esos desarraigados de la luz
miden el tiempo, igual que la distancia?
Los desdichados,
 la única noción que tienen sobre  distancia
es el espacio entre sus piernas, y sus brazos
extendidos son la medida de la luz;
para ellos el único concepto de tiempo
es la oscuridad, un tiempo eterno.

Los mutilados saben del tiempo y es éste,
esa parte , la extremidad que les falta.
Con excepción quizá de los infantes
todos sabemos del tiempo;
sus vestigios,
su perversidad que horadamos
en nuestras prisas, la muñeca del reloj
nos acerca a la hora de nuestra muerte;
donde no hay tiempo más que para morirse.
Pero no queremos decirlo, sería patético,
sería sucumbir al derrotismo.
Preferimos  vivir convencidos
que  existe,
y que todos sabemos del tiempo.  
                              


Beatriz Osornio Morales

Para los que leyeron la primera parte, este es el desenlace de aquel proyecto que subi en el post anterior. Deseo que esten pasando un feliz verano.

Entrada destacada

NEBULA

Un cuerpo comienza en esa nube de fluidos, se encuentra y desprende de la nébula universal los confines del cuerpo,...