sábado, 18 de junio de 2016

Aire Literario



          En literatura no me interesa solamente contar algo, me interesa crear texturas distintas con las palabras. Si es en narrativa, un texto debe contener la historia y sus historias atmosféricas, alternándose, unas dentro de otras, lo material y lo inmaterial en el aire que se respira al leer.

          En poesía, especialmente las texturas con las que representar las emociones y los pensamientos son vitales, tan importantes como complejo es su desarrollo, el cual rádica en encontrar la flexibilidad justa en las palabras, con esto me refiero a su flexibilidad interpretativa, tanto en su fonética, articulativa y ajustable como en su sentido cognitivo;  un verso puede sugerir  una o más de una interpretación.


          Contar historias sería simple si el único fin fuera contar la historia. Contar una historia consiste en narrar una serie de hechos (reales o inventados) que se aíslan del resto de la realidad. El estilo es particular o impersonal, dependiendo del gusto descriptivo del escritor. La trama escogida proporcionará a la historia su fuerza y movilidad, por tanto hay una parte de planteamiento (identificación del problema o conflicto) que contará con un climax, y el final que puede terminar en la resolución del problema, o en un paisaje abierto, sugerente,  por decir algo. Pero eso es solo el armazón, la receta; las texturas son el verdadero contenido que experimenta un lector a la hora de su lectura, y en parte lo que hará que recuerde un texto por su aire o atmósfera.


Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

10 comentarios:

jfbmurcia dijo...

Emociones, hay que meter emociones, conectar con el corazoncito del lector para no dejarle indifierente, Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Esa textura es la que hace que el lector haga suya la historia, la sitúe, y la presente en su mente, como lo haría un director de escena.
De acuerdo contigo.
Un beso.

Gizela dijo...

Imposible explicarlo mejor!
Esa textura es el alma del texto o poema

Besossss y lindo domingo

taty dijo...

Más claro imposible. Decía el facilitador de uno de mis talleres que más o menos todo cuento ya está contado y los temas siempre derivan en el amor o la muerte. El Santo Grial es hallar la voz apropiada para la historia. ¿Qué sería de los cuentos de Poe sin esa atmósfera cuasi gótica, o qué sería de El rastro de tu sangre en la nieve sin el lirismo que le dio el Gabo?

Besos y feliz semana!

Buscador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Buscador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Buscador dijo...

Si te dijera

que en mis versos

fueron tus versos

y que mis palabras

antes que el sentir,

fueron tu magia

por venir de lo profundo

donde una vez estuve

al encontrarte, por encontrarme.



Si eres tú y no yo...

José A. García dijo...

No, Beatriz, la literatura, en prosa o poesía, es magia, pura y simple magia. Dejémoslo así.

Saludos y Suerte

J.

Conchi dijo...

Cada lector experimenta distintas emociones al leer y a través de ellas visualiza el contexto en que está escrito el poema, la prosa etc.....

Un abrazo Beatriz

**kadannek** dijo...

Comparto absolutamente lo que dices, no se trata sólo de hilar ideas o explicar un hecho sin más. De hecho, como propuesta personal mi principal tarea al publicar o compartir algo es que sea escrito desde mi corazón, que de alguna forma pueda transmitir distintos matices en lo que digo. No se trata de hablar por hablar, ni escribir por escribir, ni narrar por narrar. Eso es lo que para mí determina "el estilo", según tu estilo el lector enganchará o no. A veces puedes exponer una historia que ha sido contada miles de veces, pero sólo tú le das un sello personal que hace a esa historia una única y diferente, con un sabor nuevo.

Entrada destacada

19 de Septiembre de 2017

El martes 19 de septiembre, yo estaba pasando por un tremor eufòrico, producido por el pànico. Debìa enfrentar nuevamente el servicio c...