martes, 17 de mayo de 2016

Fuga




                    Las alturas y la distancia
                    
                    traen un instrumento



                    que sopla en la niebla,



                    estremeciendo el aire,



                    la carne del instante.





                    El clarinete escala



                                               sube de alto



                       a contra alto,



                   la respiración alcanza la cima...



                  y sigue aquí,



                   en este momento de piel estremecida.





                  No importa que a veces




el tiempo se esfume,



             al instante extático 



                  del que nadie escapa.




https://www.youtube.com/watch?v=qVEHWwXK5FQ




  

Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.



Entrada destacada

19 de Septiembre de 2017

El martes 19 de septiembre, yo estaba pasando por un tremor eufòrico, producido por el pànico. Debìa enfrentar nuevamente el servicio c...