lunes, 16 de enero de 2017

Órbitas


 Resultado de imagen para barcas al horizonte rojo

Mi diario precisa  letras pequeñas, contenidas en las líneas rojas del cielo raso y el horizonte terrenal. Un sol incandescente irradia de algún punto invisible, esa luz rojiza delinea la hoja blanca de mi diario, marcando  ardientes espacios en ansias de ser poblados.

Las naves viajan en  trayectoria horizontal, pensando que es una ascensión su vuelo, y que tras ellas, su ala oscura ensombrece la hoja.

Así viajan los astronautas, con la esperanza de que sus signos trazados, sean la señal de regreso a la tierra.
Estas letras extraviadas en el infinito espacio de la línea, desearían caminar al comienzo de su travesía, como se instalan las palabras maceradas en la frase,  con la esperanza de retornar al principio. ¿Quién sabe si habrá otros seres orbitando el cosmos, buscando el arribo a su tierra prometida?

Quizá no seamos las únicas entidades solitarias en busca de otros, quizá no sean estas palabras, astronautas desertados de su órbita. Las palomas regresan.


B.O.M. imagen de la red.

9 comentarios:

Ester dijo...

Las palomas regresas, se acabó el diluvio, la vida está en nosotros y somos entes individuales ávidos de compañia, las palomas regresan. Abrazos y un aplauso

Rafael dijo...

Entonces hagamos como las palomas...
Un abrazo.

**kadannek** dijo...

Espero que las hojas vacías se llenen de astronautas contemplando el vuelo de palomas que regresan y se posan sobre líneas que prometen un horizonte.

Don Vito Andolina. dijo...

Hola Bea, regreso a tú Ithaca y que placer produce...
Gracias, pasa buen día, besos atormentados...

Gizela dijo...

Tus letras siempre regresarán a poblar ardientes espacios
Genial texto

Besossssssssssssss

Mª Jesús Muñoz dijo...

Beatriz, ante todo FELIZ AÑO NUEVO...Al leerte he recordado a mi inolvidable amiga argentina, que siempre decía: "Todo lo que damos vuelve"

Interesante tu escrito, nos hace pensar en ese eterno retorno de la vida.
Mi abrazo y mi cariño.

M.Jesús

BEATRIZ dijo...

Gracias por el paso en este rincón, casi olvidado, casi renacido.

Abrazos.

Conchi dijo...

Es muy probable que haya otros seres orbitando ¡¡no lo descarto!! Todos buscamos algo.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Bueno astronautas o no, trashumantes si, errando los caminos, no importa cuales en busca de un destiono que áun no sabemos. Por eso será que reorna la paloma, como todos volvemos?. Un abrazo. Carlos

Entrada destacada

EL PLANETA DEL SILENCIO

El silencio no es un vaso azul, es una entidad gris cubierta de violetas bajo las nubes; La voz un sueño bastardo. M...