jueves, 1 de octubre de 2009

CAIDA

Esa noche no podía cerrar los ojos al objeto que giraba en lo alto, su giro avanzaba en una caída que se elevó primero para después descender en picada, salpicando el cielo con chispas de luz roja. Si Roque viera esto lo tomaría de otra manera; Diría que es una estrella fugaz o un príncipe caído de otro planeta, el estruendo que hace y estremece la tierra, no puede ser de la realeza, ni aquí ni en ninguna otra galaxia, pero habría que ser sordos como Roque, para hacernos los que no oímos el bombardeo.

Beatriz Osornio Morales

14 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Algunas de las cosas que nos maravillan a los seres humanos, pueden también ser noscivas.

En la actualidad de nuestro mundo, eso es común.

Saludos de Octubre

miralunas dijo...

vine a devolverte la visita. Gracias, Beatriz!


Y me he encontrado con tus historias...qué historias, chica!


saludos

Trovator dijo...

Historias, buenas o no, que no podemos ignorar.

Un abrazo!

Proyecto María Castaña dijo...

Por ahí hacernos los sordos y mudos, e incluso los optimistas en situaciones así, es una simple cuestión de supervivencia. Me parece que Roque solo quiere sobrevivir.

MAJECARMU dijo...

Claro que no podríamos dormir después de presenciar semejante objeto sonoro que bombardeaba..

Los ovnis suelen ser silenciones y desaparecen rápido..

Pero aquello llevaba una finalidad nada buena.. te entiendo Beatriz..

Es hora de construir y no de destruir.. Aquello en el aire nos roba la paz y la vida..!

Un abrazo siempre,amiga
M.Jesús

LUIS TORRES dijo...

Verdades absolutas amiga, lo bello suele ser mortal, el hombre imita a la naturaleza, la modifica y la exagera.

Daniel Marmolejo dijo...

Beatriz me ha gustado tu texto, la manera con la que haces algo tan cotidiano bello.
Solo decirte que al leer con un fondo azul los textos cansan la vista, deberías poner un fondo o un color de letra más claro para que contrastase con las letras negras o el fondo azul, respectivamente.
Saludos

jordicine dijo...

Ayer en Salou (Tarragona) también había fuegos artificiales. Un beso.

BEATRIZ dijo...

Miraluna,

muchas gracias por tu apreciación, saludos, nos seguimos.

Trovador,

Pues sí, allí sigue la vida sucediendo a su antojo. Gracias.

Paula,

Cuando suceda que las luces caen a distancia pertinente, quizá sea mejor hacer lo que Roque para sobrevivir, pero si las luces se acercan puede ser peligroso, ni la sordera garantiza nada. Un abrazo.

María de Jesús,

Completamente contigo, es tiempo de construír...siempre, pero algunos dicen que primero es menester demoler lo viejo...no entiendo. Yo creo como tú.
Gracias por tu comentario tan amable. Saludos amiga.

Luis,

En algunos caso la belleza tiene efectos secundarios más severos que los aparentes, simplemente no los relacionamos con la belleza. Gracias por venir, saludos

Daniel,

Oiga, que placer su visita, bienvenido, vea que no hago caso omiso a su sugerencia, lo que menos quisiera es arruinar los ojos de nadie...así que el blanco y el negro neutral, dejemos el capricho de lado.
Saludos sinceros.

Jolie dijo...

creo que es justo lo que uno avasalla y entre el intervalo de luces y resplandores a lo alto

dinamita el animo

besos! beso! de fuego artificial!

EMN dijo...

Cuando vemos lo mismo y lo percibimos distinto.

realmente me gusta.

saludos

Leonel dijo...

Gracias por tu comentario y sobre todo por la aclaración, jaja...

Tu texto me gustó: breve y conciso...

Leonel dijo...

Reitero mi abrazo...

andrés dijo...

Que gusto leerte nuevamente...

Nunca somos sordos sino nos hacemos los sordos a veces

Un abrazo enorme

andrés

Entrada destacada

El Tiempo en un Instante

De entre las horas del dìa rescate un instante... pensar en ti. Abrì la ventana y saliò el sol, estaba tierno; un p...