Entradas

Mostrando las entradas de marzo 8, 2010
Imagen
TÉ PARA DOS


Por estas fechas me visita el miedo del agua. Llueve y la tormenta parece que redime la realidad de toda solidez, la convierte en sustancia, agua quieta ¿quieta el agua?
Uno puede sentarse en el café y pedir una taza de realidad, mientras el olor se expande por los corredores hasta los transeúntes que andan presurosos por las aceras. Tomo un sorbo de realidad ¿Sucede algo señora? La liquidez se apodera de todo. En éste estado incontenible, los pensamientos escurridizos salen, escapan de sus carolas y se van goteando de tienda en tienda. Una muerte de agua clara no debe ser muerte, debe ser agua. No se llora por el agua. Yo lloraría por un niño ahogado en agua negra; lo arrastró la transparencia del oxigeno, con sus partículas hidrogenadas le quemó la respiración, dejándolo de ser, a no ser más que un fluido en suelos de arcilla. No lloré entonces. ¿Lloraría ahora? Quizá sí, quizás no.
Hay un lugar en el que edificios enteros son derribados por el fluir de montañas. Creció la…