lunes, 17 de mayo de 2010

ESPUMA NEGRA






En tu momento, día,

donde el mar del misterio duele

aventuré una búsqueda,

en rincones de la noche

que vi nacer entre tus piernas.




Busqué en la orilla,

en las olas de tus labios

bebí espuma, y caí.




Interno a tu cuerpo

me he convertido en musgo,

para engendrar la noche

en piel interna,

espuma negra

que alimenta el día.




Beatriz Osornio Morales, Imagen de la Red.



Notarán que las últimas semanas mis visitas a blogs son escasas, es cuestión de reorganizarme para pasar en cuanto pueda, gracias por su comprensión y paciencia.

No se olviden de disfrutar la semana que hoy comienza aquí.



Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...