martes, 14 de diciembre de 2010


TUNEL NARANJA

 



Infancia era cavilar sobre los años

intentando reconocer vidas de luz;

transitando por un túnel de sol

reflejado en el río Lerma.


Esa era la esfera dorada

que no enturbiaba el azul,

ni el cristal roto

en las corrientes del agua.


Sus cortes finos…

temblorosas rocas, al trasluz

sepultadas por una claridad

de líquidos movedizos,

Eso eran la infancia

y la canción del Río Lerma.


Beatriz Osornio Morales, imagen de la red


Estimados lectores, con este post les dejo mis mejores deseos para días festivos, que se cumplan sus sueños de Navidad y pasen un feliz fin de año.
Nos vemos en Enero para estrenar el 2011.
FELICES FIESTAS!!



Entrada destacada

El Otro Einstein

Como a mediados de Julio leì una nueva novela (para mì era nueva) “The Other Einstein” de la autora americana que firma como Marie Be...