lunes, 23 de mayo de 2011

El Trabajo ¿Una dictadura?



Hay un proverbio chino que dice que “La mejor cura contra el sentimiento de miseria, es el trabajo”


Pensando en eso, he puesto mi vida, mi trabajo anterior, mis relaciones de cualquier tipo, pero sobre todo mis escritos, los he comparado con los escritos de la mano que abre ventanas y puertas con la tranquilidad de una mujer en la casa. Esta mujer sabe escuchar lo bueno y lo malo de cada día, pero al final parece que esos días no le pertenecen a ella, le pertenecen a su marido, al que le han sucedido todos los percances en el trabajo, en el camino del trabajo a la casa. Por el tráfico y los malos conductores que son en Virginia, dos o tres ocasiones ha estado a punto de accidentarse, nunca ha sido su culpa, dice que es por los malos conductores. La mujer no desaprueba, a ella no le ha sucedido, no le pertenece, como tampoco le pertenece la imaginación y las experiencias de sus niños. Ser secretaria la puso en ventajas para saber escuchar, era la mejor parte, aunque nunca logró admitir que lo único que le disgustaba de su trabajo era tener que servirle media taza de té al gerente, realmente si hubiera sido café o el té hasta el borde, no habría sido distinto, era el hecho lo que no sentía bien.


Al lado de la vida de los otros, mi vida parece tan poca cosa, tan insignificante frente a la de una madre que explica a sus hijos, cualquier cosa que sea lo que explica, la vida de una madre es tanto más que abrir y cerrar puertas y ventanas. Abrir cerraduras de alacenas sin vidrios, eso parece hablar de lo que escribo.


Junto a la vida de una bailarina que empuja algo invisible hacia el público, ésta mano, ésta escritura es la única cura contra la miseria. Y si las letras son todo lo que tengo para trabajar, trabajaré sin descanso, pospondré noches, días, aplazaré cualquier compromiso para trabajar, me dedicaré con devoción a la dictadura del trabajo.

La lectura es parte del trabajo de un escritor. La escritura es la vida del escritor y a la vez su trabajo. "La inspiración es el trabajo" era uno de los fundamentos principales en que se basaba el grupo de los escritores llamados Contemporaneos. Así quiero forjar la obra maestra de MI vida.


Beatriz Osornio Morales.

23 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

la realización de una persona...el trabajo

Sebastián Hernández dijo...

Que las musas nos pillen trabajando, amiga. Un abrazo fortísimo.

David C. dijo...

Cierto, por eso ultimamente escribo y escribo y sigo escribiendo.

tecla dijo...

Pues agárrate la cintura Beatriz que con la que está cayendo aquí en España, vamos más patrás.
Qué vergüenza.

tnf25 dijo...

El trabajo, el que sea es un arte de balance en la cuerda floja…

Gaspar II dijo...

Me impacta tu descripción de esa mujer en casa, creo que logras transmitir mucho por medio de tus letras, un gusto poder llegar hasta acá.

Saludos

Taty Cascada dijo...

Todo es trabajo Beatriz, desde ordenar una casa, revisar las tareas de los hijos, leer porque se debe adquirir conocimientos, escribir porque debemos superarnos, buscar la inspiración porque la inspiración también es trabajo diario...Todo es esfuerzo, y bienvenido sea porque sin actividad la vida sería un absurdo.
Un beso

BEATRIZ dijo...

Noel,
Tú sabes que es así, la realización del ser humano se proyecta mediante el trabajo. Saludos.

Sebastian, así será que la inspiración me encuentre trabajando, se agradece el abrazo.

David,
Pues no pares de escribir, se nota el trabajo.


Tecla,
En todas partes de Latinoamérica estan sucediendo cosas similares, pero sí he escuchado que en España las nuevas generaciones quedan con un futuro más incierto que las generaciones pasadas. Espero que se enderece todo.

tnf25,
Bienvenido, y gracias muchas.

Gaspar II
Eres muy amable y lo agradezco.

Taty,
Cuánta razón tienes, todo es trabajo pero debemos disfrutar de todo como si no lo fuera, es un consuelo y un endulzar la vida el verlo como una realización, gracias por tu sabiduría.

Leovi dijo...

Si, el trabajo es dictador, tienes que hacerlo si quieres vivir. Se convierte en una dictadura más suave cuando te gusta y eres tú quien toma las decisiones. Por suerte para mi la fotografía es una afición y no es un trabajo. Realizo fotos cuando me apetece, en mi tiempo libre, claro, eso creo que si que puede borrar alguna miseria. Saludos.

Eleanor Smith # dijo...

Lucha contra todos Beatriz *

Un beso o 2 *

elisa...lichazul dijo...

hay quienes trabajan para vivir
y hay quienes viven para trabajar...

todo depende del enfoque que queramos usar
para muchos el ser simple dueña de casa es una labor de flojas y cómodas, y para otros es el trabajo más esforzado, sin derechos ni vacaciones ni sueldo que lo pague

si uno realiza un trabajo con amor y se siente bien y feliz ; ese trabajo deja de ser trabajo y pasa a ser un espacio de realización personal y toma otra connotación en el individuo y su proyección en la sociedad se percive

besitos y buena semana

Miguel Bueno dijo...

Suerte, seguro que conquistas las metas que sueñas. Te lo mereces.
Abrazos
Piedra

Javier Herque dijo...

Todas las figuras del tablero son necesarias para jugar la partida de ajedrez; y tu medicina contra la miseria es capaz de convertir la madera mentirosa en carne de sueños y las calabazas en carrozas de ilusión sin temor a perder zapatos de cristal ni estar pendiente de que den las doce.

Beso.

jordicine dijo...

Pues tendrás que trabajar mucho, seguro, BEATRIZ. Y, según mi opinión, todas las vidas son igual de interesantes y de importantes. Un beso y hasta pronto.

Javier dijo...

Siempre dije que el trabajo de uno es mucho mejor que uno mismo.
O seguramente lo leí hace mucho tiempo en algún libro.
Seguramente sea así.


Saludos.

FJavier dijo...

Ser creativo en aquello que nos gusta; encontrar la manera de utilizarlo para comunicar inquietudes mediante un esfuerzo gratificante; ser capaz de despertar con ello el interés y el reconocimiento en los otros; sentirse realizado a veces con esta disciplina cotidiana; traducirlo económicamente en un nivel de vida digno; contagiar…
Todo un lujo, reservado para los más afortunados.

Pero es la utopía la que nos hace caminar.

Mucha suerte, Beatriz.

MAJECARMU dijo...

Todo trabajo nos hace crecer y madurar si ponemos en él lo mejor de uno mismo.A veces el trabajo se convierte en rutina,las amas de casa nos hablan de ello.Te diré que,también yo soy ama de casa,alterno el estudio,la creación y el cuidado de la familia.Unas veces es gratificante y otras menos,pero la clave para seguir aprendiendo está en la constancia y la superación.
Mi gratitud y mi abrazo...ANIMO SIEMPRE,NADA ES IMPOSIBLE.
M.Jesús

LUIS TORRES dijo...

Auque a muchos escritores debo decirte, el escribir es algo complemetario a algo mas importante que haceb ellos, como el fumar u otros habitos, como dijo Tomas Mann "para mi el escribir es un acto complementario al de fumar"

Saludos.

Estrella Altair dijo...

El trabajo es salud..

y quien no lo entiende y siente así..

malo!!

Ricardo Miñana dijo...

Al menos que no falte el trabajo.
Pasaba por tu rinconcito para dejarte
mi saludo y desear tengas un feliz
fin de semana.
un abrazo.

Alandroide dijo...

No dejes de trabajar! Lo haces bien.

Sé feliz ;D

José Del Moral De la Vega dijo...

Tienes razón, Beatriz.
Un día le preguntaron a Picasso si creía en la inspiración, y respondió: claro que sí, pero te tiene que coger trabajando.
Saludos

Vagamundo dijo...

Vuelve a mi memoria la imagen de aquel rótulo en alemán: Arbeit Macht Frei. El trabajo nos hace libres. Daba la bienvenida a quienes entraban en el campo de concentración de Auschwitz.


Y también una ley que probablemente ya no existe en Francia: se daba un subsidio a los artistas durante todo el año, con que expusieran, actuaran, tocaran, publicaran... un mínimo de días al año. Porque el trabajo de un artista no sólo es crear y hacer su creación visible, sino también buscar inspiración y trabajar en ella.

Entrada destacada

La Mancha era un intento de Consolación

Solté la mano que me sostenía, tuve que perderle el miedo a los adverbios de cantidad, y empecé a dar pasos como un niño que aprend...