viernes, 16 de septiembre de 2011

Río de Sombras



El ser que vierte su sombra en el río,

siente como se humedece el alma<

La parte de su ser

que se acerca al agua, se deslava

con el paso escarchado y presuroso

del nuevo río.

Pero la sombra es un niño

que juega a mirar desde arriba,

estirarse fuera del hombre,

lanzarse a la eternidad

y marcharse.



Mientras tanto

el lavabo se desborda en el baño,

se derrama hacia el piso

por las puertas.

Siento en los pies el líquido avanzar

doy paso al otro extremo,

el agua ha llegado antes.



Tengo los pies mojados.



Soy el ser

que se vierte en su sombra,

soy el niño

que juega a resbalarse

por las olas,

en regocijo

escaleras abajo.

Soy un río de sombras.





Beatriz Osornio Morales, Hampton Virginia, Feb.2010.
Imagen de la red.

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...