sábado, 22 de septiembre de 2012


Aproximación
 
 
A veces cuesta mucho traer las cosas
de donde están,
sea un pasado o lugar  remoto,
amnesia desconocida y sin cura,
muro intransferible o navaja invisible.
 
Pero cierras los ojos
y el pasado, todo está cerca
la amnesia tiene cura,
el muro es derribado, y la
invisibilidad se quiebra.
 
Abres los ojos
y te das cuenta de que
las cosas, todas
están en su sitio.
 
Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

21 comentarios:

Natalia H. Fontijn dijo...

Y que momento tan maravilloso cuando eso sucede...
todo tiende a su estado de quietud...

Besote

Luis de Burg dijo...

pues, te diré que esta entrada me golpea fuertemente, ya que yo sufro de lagunas mentales desde muy niño, no hay cura, tampoco es alzheimer, y aunque mi vida transcurre normal según mi punto de vista, todos me dan a entender que recuerdo muy poco los acontecimientos tanto actuales como los recuerdos más viejos, mis hermanos no sufren de lagunas, son ellos los que me informan de lo que he olvidado, desde novias hasta amigos más íntimos de la escuela, tanto es así que olvido también que he almorzado en el día anterior, pero no es tan grave como loveo yo, ya que al no recordar nada no tengo que hacer ningún esfuerzo por traerlo a la memoria ya que es imposible hacer alguna conección, es como un archivo de computadora que se ha eliminado y por más que le des en buscar documentos no lo encontrarás, es hasta cómico, ya que mucha gente me saluda en la calle o en alguna reunión y no sé quien es, y tengo de disimular haberlos reconocido jajajajaja, soy un buen actor, eso me han dicho, pero muchos se dan cuenta y tengo que confesar que no sé quienes son, pero al final de cuentas, para qué torturarme con cosas que no tienen salida, es mejor mirar el medio vaso lleno que el medio vaso vacío, no recordar a una ex novia tiene su lado bueno :)

andré de ártabro dijo...

Pero a veces, mucha veces despiertan las neuronas del recuerdo y llegan a ti y a mi como una obsesión: un aleteo nasal , unos ojos de mujer...Hasta que de nuevo , "todo aparece en su sitio"
¡Hermosa tu reflexión!
Besos.

Carlos Niederheitmann. dijo...

Si pudieramos abrir el archivo de la memoria, las cosas que saldrían y nos sorprenderían, eventos vividos que en lo cotidiano parecen no tener mucha trascendencia. Pequeños eslavones por donde caminamos en la cadena de eventos de cada una de nuestras vidas.
Bello poema.

Un beso.

Lichazul dijo...

bendita memoria, en ella existimos y en ella nos reencontramos

feliz fin de semana BEA
abrazos florales en primavera

Osvaldo Rene Alberto dijo...

Somos pura consecuencia de un pasado, el presente es eterno y todo está donde se merece estar.
Un beso Beatríz

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

No hay amnesia, quizás ganas de olvidar...borrar dolores...pero cierto, en el ensalmo de tus versos: "abres los ojos
y te das cuenta de que
las cosas, todas
están en su sitio."
Un abrazo grande. Carlos

Leovi dijo...

Sí, es bonito abrir los ojos y ver las cosas en su sitio. Solo fue un susto o un mal sueño, o un momento de inseguridad. Saludos

Lapislazuli dijo...

Me gusto mucho tu escrito, profundo y reflexivo
Un abrazo

Pluma Roja dijo...

La amnesia a veces la trabajamos porque algunos recuerdos duelen pero si con solo abrir los ojos vemos que todo está en su lugar. No los cerremos.

Gusto de saludarte Beatriz.

beso.

tecla dijo...

Como el despertar de una pesadilla, Beatriz.
Lo malo es cuando hay alguien que no se despierta y sigue sin saber donde está.

Sarco Lange dijo...

Abramos los ojos y olvidemos que el viento despeina el pasado.

Bs.

Ariel dijo...

Hola Beatriz, buenas noches,
brillante entrada,
recuerdos que uno niega, o que simplemente están ausentes...
la sorpresa nos embarga, al ver que todo es producto de nuestra mente.

Buen comienzo de semana
besitos

Cristian Lisandru dijo...

Gracias por su visita en mi blog. Una hermosa noche! Con respeto.

Taty Cascada dijo...

Hola Beatriz:
Tienes razón, de esa forma funciona nuestra mente. Pensamos que todo está olvidado; pero basta cerrar los ojos y nos damos cuenta que todo está allí: intacto, latente y vital.
Un beso para ti.

Maritza dijo...

A veces es simple y otras no tanto el traer esas imagenes y sus contenidos al momento presente, todo depende del sentimiento que las acompañe...A veces es una bendita amnesia, otras hay que afrontar de una buena vez las cosas para caminar limpios y sanos lo que nos queda... (voy por lo último).

Hermosos e inteligentes versos, mi querida Beatriz.

Mil besos, amiga!

Evelyn! dijo...

WUAUUUUUUUUUUUUU SOS GENIAL ESCRIBIENDOOOOO ME ENCANTO <3 GRACIAS POR PASARTE EN MI BLOG TE ESPERO!

Sombragris dijo...

Cierto...por eso me gusta cerrar los ojos mientras abro las alas...un beso

Rafael dijo...

Muchas veces flaquea la memoria y se producen lagunas en ella, pero si cerramos los ojos, si nos concentramos, es como la marea que llega impetuosa y nos devuelve con la resaca aquellos recuerdos, aquellas cosas que teníamos olvidadas y que están allí, próximas y cercanas.
Un abrazo y feliz día.

Jordicine dijo...

Es bueno encontrarse con las cosas donde están. A veces, la línea que separa la realidad de la ficción es finísima y no siempre es fácil darse cuenta. Un beso, BEATRIZ.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Este también me gusta, estuve por tu otro blog y me quedé interesado, muy interesado.
Después de la carta a Don Julio, que me ha hecho sonreír con complicidad me encuentro con este poema y los que deben venir.

Abramos los ojos.

Un saludo.

Entrada destacada

El Tiempo en un Instante

De entre las horas del dìa rescate un instante... pensar en ti. Abrì la ventana y saliò el sol, estaba tierno; un p...