miércoles, 17 de abril de 2013

Cuestión de correspondencias





El Escriba dice:
Hay días que solo pienso en el amor. Escribo largas cartas enamoradas, palabras dulces y dolorosas pero… ¿De qué se ocupan las palabras de amor sin destinatario?
De pronto, el que escribe cartas de amor se encuentra asombrado ante una inminente verdad; No hay destinatarios. Al poner el remitente en todos los sobres, se da cuenta que necesita una gran cantidad de estampillas para todas las cartas que ha escrito, en otros casos, no encuentra las direcciones de los posibles  destinatarios. Ante tan desafortunadas circunstancias,  rompe las cartas y decide empezar otra vez de cero. El escriba es un hombre solo que se sienta bajo un cerezo con la cabeza entre las manos, repitiendo frases, reacomodando palabras en las frases, prueba distintos timbres de voz. Su mirada serena y su expresión intensa en el rostro,  apenas si se perturban ante la pluma que cae tras el vuelo de un pájaro.


La escriba dice que: para escribir cartas de amor es mejor sentirse extravagante, ponerse unas medias azules a rayas en invierno, con una minifalda o un pantalón corto, cortísimo, y  lentes fotogray. En verano prefiere ponerse medias a la mitad de las piernas, como las de las mujeres que pintaba Egon Schiele , seguro escribían lindas cartas, en su defecto usa un liguero negro. El pelo le gusta despeinado, de aspecto libre, a veces usa maquillaje sobre todo en los ojos y en los labios.

Para escribir, sigue su filosofía de que entre escribir y hacer el amor con la boca (es decir, con palabras) no hay gran diferencia: La pluma entre los dedos, los labios de los dedos sintiendo el movimiento de la lengua, descifrando lívidas palabras, entre uno y otro dedo, está la forma de la mano que alcanza a tocar a distancia, a pasar los dedos húmedos por una espalda y un costado, 
y no para hasta completar la escritura del cuerpo invisible,  la mano de las palabras acaricia un corazón asombrado.



Beatriz Osornio Morales :imagen de la red

21 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

¡Hermoso Beatriz ! ¿Sabes una cosa ? Es verdad, quien escribe hace el amor a las palabras. Me encantó tu texto.
Te dejo un puñado de besos amorosos.

Ester dijo...

Un buen texto, el amor vale de muchas maneras, las que tu propones son estupendas. Saltibrincos azules a rayas

Fina Tizón dijo...

El escriba, la escriba... masculino, femenino...??? ¿tal vez formas distintas de expresar amor con la palabra escrita...? Lo tengo claro, la mujer expresa de otro modo, ni peor ni mejor, de otro modo, quizá más... sensual????

Ahhhhhh, buen tema. Me gustó

Un abrazo, Beatriz

Fina

Rendan Laveriz dijo...

Cada género tiene distintas formas de expresar el amor, pero esta claro que los dos se refieren a lo mismo y por lo tanto siempre sale algo bueno de una forma u otra. Un placer leerte. Un abrazo

Luis de Burg dijo...

el escriba es un esclavo del verso y la palabra, sus cadenas son el tintero y las plumas con las que pinta cada letra, su libertad es la imaginación con la que relata un momento vivido, su muerte cuando no puede ni se le ocurre escribir una nueva historia

Juan Carlos dijo...

Cada parrafo nos acerca de un modo al personaje (he decidido que es una sola mujer) su actitud, su apariencia y su técnica.
Me ha gustado.

Leticia dijo...

La mano es la extensión de la mente y corazón del ser humano.
A veces sabia, otras brutal pero cuando es la mano del escritor, él le dicta desde el corazón y la inteligencia volviéndose tangibles en lenguaje escrito, hacen presencia como en tu sugerente disertación querida Beatriz. Un placer leerte. Abrazo

Sandra Garrido dijo...

así soms dos mundos díficil de entenderse pero que se entienden.

Muy bueno!!

un abrazo

Leovi dijo...

Desde luego lo mejor para escribir cartas de amor es estar enamorado. Tu hombre es como un enamorado perpetuo. Besos.

elisa lichazul dijo...

cada quien es todo un mundo en si mismo sin duda
escribir al menos libera pero por sobre todo abre nuevas puertas donde poder encontrarse

abrazos y feliz fin de semana BEA

MAJECARMU dijo...

Beatriz,la palabra en tu texto busca destinatarios...Para que esos destinatarios sean conscientes de que pueden crear magia con la palabra...Pueden incendiar el mundo y arrasarlo o hacerle el amor,crearlo y recrearlo con total plenitud...
Precioso escrito que nos inspira y nos impulsa amiga...
Mi felicitación y mi abrazo grande,compañera y amiga.
Feliz domingo,Beatriz
M.Jesús

Juan L. Trujillo dijo...

Cuando se escribe sobre el amor, las palabras acarician y tiemblan, pero entiendo, que como casi en todo, la mujer se entrega mucho más que el hombre a la hora de mostrar sus sentimientos. Soléis, al escribir, maquillaros con la verdad, sin rodeos ni tapujos.
Un abrazo.

Maria Germaná Matta dijo...

Beatriz,

Interesante idea de hacer el amor con la bocas, la boca de las palabras.
Hermoso final.
Un beso

Natalia H. Fontijn dijo...

Muy bello texto, como siempre, con algo inquietante y misterioso. Así es tu voz.
De regreso después de una breve pausa, un placer leerte.

Narci M. Ventanas dijo...

La palabra es una arma de doble filo, con ella se puede hacer el amor pero también la guerra. Las palabras acarician pero también pueden herir, a veces dan la vida y a veces matan. Con intención en muchas ocasiones, en otras sin pretenderlo, porque la intención y la interpretación no siempre coinciden, desgraciadamente.

Pero hemos de seguir intentando que nuestras palabras sean amor y hagan el amor, lo fomenten, lo estimulen, y le den forma, por muy caras que nos salgan a veces las estampitas y por mucho que nos cueste encontrar la dirección de los destinatarios.

Bello texto.

Besos

FJavier dijo...

No cabe duda, Beatriz, de que tú y las palabras mantenéis una relación amorosa. Porque uno se siente contagiado de ella cuando te lee.

Es un placer.

Saludos.

Julie Sopetrán dijo...

La palabra bien dicha, es el amor más completo... Tu texto irradia amor. Me encanta Beatriz. Ya estoy de nuevo en casa para seguirte leyendo... Besos.

Amando García Nuño dijo...

Estoy de acuerdo con la escriba: Entre escribir y hacer el amor con la boca (es decir, sin palabras) no hay gran diferencia.
Un abrazo

Leticia dijo...

Beatriz, buenod día. Te comento que no se actualiza mi blog en varios espacios hace cinco semanas. Varias amigas me han hecho el favor de sugerirme volverme a poner como seguidora en los suyos, lo han borrado y no lo encuentran, en fin ya no sé que hacer. Gracias por visitarme y acompañar este tiempo difícil en mi vida. Un abrazo y feliz domingo.

Elsa Tenca-Mariani- dijo...

LAS PALABRAS y sus objetivos. Con sentidos distintos en la información o en la creación-A quién llamas escriba?-Éste es otro tema para seguir...
Un placer leerte Beatriz.
Saludos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El amor es tan universal, que uno escribe cartas de amor, para que se las lleve la rosa de los vientos, y las ponga en el destino todos. UN abrazo. Carlos

Entrada destacada

NEBULA

Un cuerpo comienza en esa nube de fluidos, se encuentra y desprende de la nébula universal los confines del cuerpo,...