sábado, 14 de septiembre de 2013


Poema Apócrifo

 

Los ojos boca arriban

                                                  por el aire desvelados

cuelgan al techo la esperanza

de un verso nuevo

como última salida

                                                              pequeños pasos abordan

la voz de mi ser solitario

que mirando el cielo

                                       de un vórtice en silencio

levanta insurrectas palabras

en enjambre cual

moscas buceando el océano

mundo de la casa

                                                   Y resucitan monstruos de mitología

                        ancestral

increpan larvas

 nuevos vocablos  devoran el vientre

para justificar un poema

las voces llenan sus bocas

de tiempo inmortal

                        mientras éstas

                                                       las otras bocas mueren

La mía  
                         la hoja seca

babea fermentada

una maldición que destila

                                                   dulces nostalgias

Entonces

ocurre la libertad al verso

 

La otra boca  

                                                        del cielo

estila gestos celestes y  rayos

y  una piedra negra

 agujero

                                                                        bello sol

apócrifo 

                             verdadero alabastro

para el alfarero estelar

                                              palabra

vacuidad

                                                              en el puro azul

de la distancia.

 

Beatriz Osornio Morales

 

Entrada destacada

Ese instante no duele

duele el tiempo en el reloj; un cuerpo violentado, o pensar cuando es imposible pensar: querer sacarte el corazón ...