domingo, 10 de noviembre de 2013

VENTISCA


(ventisca de noviembre)

Noviembre de un año  en vilo,
El viento descubre tu rostro
y  asombra  su rastrear etéreo.

Mientras sigue soplando
por tu sueño adormecido,
a lo largo y ancho de tu piel,
insistente,  asiduo en su caricia.

Al deslizar su lengua de arco iris
en la carne torturada de una parcela,
donde el surco afila el mar del infinito,
 su cuerpo se enjuga  de secreciones
y anemonas invisibles en la lluvia.

Niño o demonio,  el viento,
 su lamer  de sustancia tibia
no sabe de quejido entre labios.

Sabe de mí, de ti
de mi pelo arremolinado en la frente,
meciéndonos como rama
que sostiene soles en su nido.
De allí  te miro
con un temblor de tiempos persistentes

en mi costado.



Beatriz Osornio Morales :imagen tomada de la red.

Nota: Esta es la primera parte de un poema largo en proceso, el título del poema está todavía en tela de juicio "Desolación" o "Ventiscas" de momento lo presento así, a ver qué les parece.

Entrada destacada

El Tiempo en un Instante

De entre las horas del dìa rescate un instante... pensar en ti. Abrì la ventana y saliò el sol, estaba tierno; un p...