sábado, 1 de noviembre de 2014

EL CUERPO QUE FUI




Cuerpo desnudo
ante la niebla
alba reclinada en el espacio
senos de vapor
paralelos
en escenas de rostros milenarios

Como aroma
ante los ojos que se nublan
solitarios
me respira el cuerpo
que fui

Perdido en este laberinto
de andar
a media luz
abrazo una imagen
una transparencia
que fue sombra
hasta desentrañar los ojos
evaporar las manos
y arrancar del aire
la ausencia de materia.




Beatriz Osornio Morales

16 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Después de la muerte viene el querer ser materia. Hoy subo esto para celebras a mis muertos, a quien extraño entrañablemente, es decir, sería bueno poder abrazarlos y escuchar sus voces y sus risas, eso solo sería posible volviendo al mundo material. Aunque de alma están bien vivos en el corazón de quienes los recordamos.
FELIZ DIA DE LOS MUERTOS a los lectores regulares y a todos aquellos que pasen por este laberinto virtual.

José A. García dijo...

Cuerpo que fui, seré.

Una poesía muy intensa, Beatriz.

Nos leemos

Suerte

J.

Rendan Laveriz dijo...

El ansia de la materia frente al humo, al alma, a lo abstracto, a los recuerdos. Un abrazo compañera.

jfbmurcia dijo...

Cenizas, sólo somos eso, cenizas.

Rafael dijo...

Perfecto retrato de una realidad evidente.
Un abrazo.

Fina Tizón dijo...

Quien fue "amado" en vida nunca dejará de existir del todo, Beatriz, porque quedan los recuerdos de todos esos momentos vividos a su lado. Un nexo incombustible que sólo se entiende desde el amor.

Un hermoso poema en homenaje a nuestros difuntos.

Abrazos

Fina

Leticia dijo...

Como en un camino circular, la muerte y la vida se siguen... para los vivos, el punto en el que "están", sucede mientras la memoria no ceda al olvido. Siguen ahí para nosotros, los extrañamos a pesar de su irremediable ausencia, son parte del laberinto de nuestra vida.
Una abrazo fuerte, bello poema , me ha gustado mucho.
Feliz día de muertos querida Beatriz.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánta ingravidez, cuando se desvanece la materia...cuando se es vapor o ceniza. Ese cuerpo que fui,,,quizás en e vacío definitivo no se extrañe...UN abrazo. carlos

Andrés de Andrés dijo...

...me respira el cuerpo que fuí... Es un bello poema, Beatriz. Felicidades.

Sombra Gris dijo...

Cierto es que echamos de menos la materia de nuestros seres queridos...pero también, como bien dices...continúan con nosotros a cada paso en espíritu...Hermoso texto que comparto en mi espacio...un abrazo

taty dijo...

"Me respira el cuerpo que fui".

Es una imagen muy poderosa, Beatriz, alimento para los sentidos.

Es hermosa tu poesía y siento que sería un crimen querer explicarla o añadir más.

Abrazos y cariños. Salud por esas almas vivas!

Cielo dijo...

La muerte es el reflejo de lo que fuimos en vida, eso creo.

Un placer tu poema
Un besote.

Amando García Nuño dijo...

Mucho mejor ser transparencia que cuerpo. Y tiene menos esclavitudes.
Abrazos, siempre

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Poema precioso.
Un recuerdo emocionado para todos los tuyos. Abrazos y expresiones

Piedra

Julie Sopetrán dijo...

Hermosa celebración de la muerte... Cuando todavía respiramos el cuerpo que somos, me encantó esa transparencia que siempre es luz... Precioso, amiga. Un abrazo.

Enca Gálvez dijo...

Bellas palabras para expresar la ausencia de nuestros seres queridos. La ausencia duele y duele mucho...

Entrada destacada

19 de Septiembre de 2017

El martes 19 de septiembre, yo estaba pasando por un tremor eufòrico, producido por el pànico. Debìa enfrentar nuevamente el servicio c...