viernes, 16 de septiembre de 2016

Sacre Bleu



          Uno de los libros que he leído este año es Sacre Bleu, del escritor estadounidense Christopher Moore. Sacre Bleu es una comedia negra de arte, narrada en forma sacrílega e insolente. Yo la leí sin dejar de valorar la creatividad y osadía del autor, quien avisa desde el principio que se trata de un libro de ficción, lo cual puede desalentar a algunos lectores e inspirar a otros.

          Una de las cosas que me inspiró a leer el libro fue, pirmero, que promete ser un libro sobre el color azul, mi favorito, sé que es una excusa trivial pero todo lo referente al color me ha sido atractivo siempre. Segundo, el tema del arte es un artilugio igual o más fascinante que el color. Y ya entrados en el tema de literatura, el uso de la especulación sobre la muerte de uno de los artistas del color más admirados, Vincent Vangogh, quien tras su muerte dejara a la deriva un mundo de color y extravanates rumores sobre sus relaciones con artistas contemporáneos de su tiempo. En Sacre Bleu, se recuerda a Lautrec, Renoir, Vangogh, Pizarro, Gaugin y otros pintores que Moore quiso congregar en esta historia de conspiración, pasión y arte.

          Lo más valioso para mi son las anécdotas y datos sobre la vida de los artistas que aparecen como personajes en este libro, el cual abre con dos citas de Vincent Vangogh.

Siempre me siento como un viajero, yendo hacia algún lado, hacia algún destino. Si siento que ete destino de hecho no existe, me parece razonable y muy posiblemente verdadero” V.V Jul. 22,1888.

Bueno, he arriesgado mi vida por mi trabajo, y me ha costado la mitad de mi razón” V.V. Jul. 23, 1890

          Los preludios del libro son una exquisita recopilación de teorías sobre el color, existentes (algunas) en el preriódo en que se desarrolla la narración. Otros preludios, son alusiones del autor en base al color y la luz. El primer preludio es precioso, si no lo cree, juzgue usted mismo:

Esta historia es sobre el color azul, te puede jalar, ondular esconderse de ti y engañar, llevarte por caminos de amor e historia, e inspiración, pero es siempre sobre el azul. ¿Cómo sabes cuando piensas en la palabra azul, cuando dices azul, que estas hablando del mismo azul que los demás? No puedes agarrarte del azul.
Azul es el cielo, el mar, el ojo de un dios, la cola de un diablo, un nacimiento, una estrangulación, la túnica de una virgen, el culo de un mono, es una mariposa, un pájaro, una broma picante, la canción más triste, el día más claro.
El azul es resbaladizo, relamido, se resbala de lado en el cuarto, es un resbaloso truculento.

Esta es una historia sobre el color azul, y como el azul, no hay nada verdadero sobre ella. El azul es belleza no verdad. “azul verdadero” es un subterfugio, una rima; está allí, y no está. El azul es un color profundamente osado, aun el azul profundo es superficial. El azul es gloria y poder, una onda, una partícula, una vibración, una resonancia, un espíritu, una pasión, un recuerdo, una vanidad, una metáfora, un sueño. El azul es una sonrisa. El azul es como una mujer.” Christopher Moore.

          Como ven, no es cualquier libro, quien se atreva a leerlo vaya con la misma osadía del azul y adelante.

Resultado de imagen para sacrebleu christopher moore


Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

9 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Bueno, cuánto puede el azul para una novela, un poema, un cuento, un chisme, un secreto, un alegato jurídico, pero en el fondo, dejar especular el preludio, y es lo que más me atrapa, que el azul es como una mujee: esfumino e inatrapante. Un abrazo. Carlos

Ester dijo...

me has tentado, ahora tengo curiosidad, si no se me pasa pronto buscaré el libro. Saltibrincos

jfbmurcia dijo...

A mi pequeña Ana María le encanta el color azul y, ojalá, en el futuro, también le encante leer. Saludos.

Juan L. Trujillo dijo...

Durante la dictadura que sufrimos en este país, en vez de "camisas pardas", tuvimos "camisas azules". Aquello hace mucho que acabó y a pesar de haberlas sufrido, con la libertad estrenada, acogí al azul como el color de la felicidad.
No sé por que extraños vericuetos de la mente llegué a esta conclusión, pero así lo creo.
Un beso.

José A. García dijo...

Mundo Azul, de Jack Vance, sin dudas ha de ser tu próxima lectura.

Saludos y Suerte

J.

Pedro Merino dijo...

Está en inglés o en español? Me gusta el azul para todo.

MuCha dijo...

describes muy bien lo que te gusta cuando lees

Conchi dijo...

Casualidad, mi color preferido también es el azul. Con tu entrada has despertado en mi, ganas de buscar la obra y leerla..

Un abrazo.

Boris Estebitan dijo...

Muy buena review, el azul tambien es mi color favorito :)

Entrada destacada

19 de Septiembre de 2017

El martes 19 de septiembre, yo estaba pasando por un tremor eufòrico, producido por el pànico. Debìa enfrentar nuevamente el servicio c...