viernes, 4 de noviembre de 2016

Mi diario de Paris




A la hora del desayuno estuve pensando unas cuantas cosas. Sobre todo pensé en el gran absurdo de mi vida; si he de morir, lo cual no quiero, pero de no haber otra quiero morir en un abrazo. Esto me llevó a deducir que quizá, el ser humano, no solamente quiere vivir feliz, sino que también quiere morir feliz.

Otro pensamiento fue llegar a la conclusión de que entre mis pasiones (viajar, escribir, leer, el arte, besar) también esta la pasión por la filosofía, este nuevo descubrimiento, esta pasión es la que menos he desarrollado, tal vez por la creencia de que para practicar filosofía hay que estudiar, convertirse en un filosofo de universidad, siendo que en tiempos antiguos, los grandes filósofos eran los estudiosos más independientes. Además ¿Quién quiere vivir una vida basada en libros? Yo no quiero vivir mi vida basada en ningún libro, quiero inventar mi propia vida y escribir un libro basado en esas vidas que se desgajan de crear. ¿No parece más creativo?

En algún momento me percate de mi mente aleatoria; conforme pienso en algo, y estoy tratando de desarrollar esa idea para ahondar el pensamiento presente, ya estoy pensando en otra cosa, la rama que se mece através de la ventana, las ondas de viento que la mueven, su fuerza matemática, mezclada con el sabor de la sandia y el queso cottage, el aroma embriagante del café, la respuesta a la pregunta que me ha hecho uno de mis hijos...

Al pensamiento lo han comparado con un tren que siempre está de paso, y es otra de mis pasiones observarlo. Mi mente aleatoria, sin embargo, es una de las pocas certezas que tengo sobre mi misma, la acepto y trato de trabajar con ella en armonía y revuelta al mismo tiempo, pues la mente se convierte en una inconsistencia irracional si no se tiene conciencia de ella.

Camus intentaba hacer una filosofía de revuelta, pues afirmaba que ésta era en su tiempo, la única filosofía congruente. A Camus le interesaba la congruencia más que otras cosas en el mundo, más quizá que su exahustiva búsqueda de la lógica que le explicara todo, aun el absurdo. Pero en el conocimiento humano rara vez hay lógica. Camus, dandose cuenta de ello, se revelaba afirmando que es posible revelarse contra cualquier cosa, y que la vida es preciosa con o sin sentido, esto para cerciorarnos de dicha conclusión en su ensayo sobre “Suicidio” Me gusta esa resolución a vivir, aunque la vida sea una revuelta contra la muerte, la adversidad, la nada o el absurdo. En eso tengo algo en común con él, mi vida es un sobre ponerme a mis sombras para poder existir de la forma que quiero, y no solamente sobrevivir.

Así concluí el diario con portada de La Torre Eifel, única razón por la que utilizo el título de Mi Diario de Paris, no tengo otra excusa, no he cumplido mi sueño de caminar por las calles de esa magica ciudad, de hecho, en el centro de la primera página blanca comence con el título “El Juego de la Eternidad” El contenido del diario en su totalidad fue escribiendose pausadamente en USA, comenzando a finales del 2013 hasta el verano del 2014, un periodo de tiempo en el cual no hubo viajes significativos, salvo uno a Florida. Esto me permitió la extravagancia del tiempo, ese aspecto tan necesario para pensar con un poco más de lo que llaman seriedad, disculpen la broma.



BeatrizOsornioMorales

12 comentarios:

Buscador dijo...

Siempre pensé que todo el mundo tiene su propia filosofía pues ese sentido va unido a su vida.
Yo siempre aprendo de ti; de cómo ves la vida a traves de tu pensar y sinceramente, pienso que eres una chica interesante.
No se como será tu muerte, tampoco si eres feliz pero, refiriendome a la muerte, te diria que para mi no tiene valor en si...lo peor de todo es una larga agonía con enfermedad pero la muerte en sí, no significa nada; soy creyente.

jfbmurcia dijo...

Hubo un tiempo en el que la filosofía me aburría y ahora no puedo pasar sin ella. Pero no planteando la filosofía como un todo, sino como un complemento a la psicología, a la sociología, a la antropología. The Luthiers, que para mí están entre los mejores humoristas de nuestro tiempo, lo tienen muy presente en sus últimos espectáculos: "Epistemología". Ya quisiera yo ser un experto de esa cosa...Saludos.

Ester dijo...

La vida no puede ser solo filosofía, están los zapatos que aprietan, el beso de una madre, el ascenso en el trabajo, el agradecimiento del anciano que le dejas el asiento, y tambien el amor, el dolor, la felicidad. Y la muerte no es importante, es vulgar todos el mundo se muere . Y además no me hagas mucho caso ando un podo despistada. Abrazos

Juan L. Trujillo dijo...

Lo que es la vida queda perfectamente reflejado en el tercer párrafo de tu escrito.
En nuestras mentes siempre hay algo que nos llama, que nos empuja, que nos ordena, pero la vida fluye a nuestro alrededor y termina por ser la que manda.
Un beso.

jackie dijo...

Todo el mundo debería escribir su propio libro. Saludos. Muy linda tu entrada. La voy a volver a leer. Gracias!!!

**kadannek** dijo...

Estoy no sólo de acuerdo sino a favor de morir lo más feliz que se pueda. Aunque en mi forma de ver al mundo y sus "misterios", diría que la muerte es otra etapa de vida, otra forma de vivir. Un escalón, una transformación. Es transgredir una realidad para enfrentar otra dimensión. Morir no es dejar de existir.

Me gusta tu nueva faceta, para ser un pensador no es necesario poseer un título, pues ello no garantiza que serás necesariamente bueno en lo que haces, sólo indica que cumpliste algunas exigencias o parámetros que otros te impusieron. Pero sí considero que hay que estudiar, sobre todo por cuenta propia. Ser autodidacta te ayuda a aprender de una manera especial, a un ritmo que es bueno para ti. También es interesante hablar con otros, conocer sus visiones, pues pueden ampliar tu perspectiva de las cosas.
Si pudiera recomendarte algo sería experimentar. Acumular la mayor cantidad de vivencias posibles, de todo tipo. Eso te enriquecerá interiormente y te ayudará a desarrollar más tu propia forma de filosofar.

Mucho éxito.

Javier Castillo dijo...

Y ella se despertó

taty dijo...

Creo que hay un gran paso entre sinmplemente tener esa mente como un tren que existe por sí sola, y darse cuenta de ello; sólo entonces es posible cualquier ejercicio intelectual, incluyendo el de la creación.

Me gusta el punto de vista de Camus; a menudo me encuentro buscando explicaciones que senciallemnet no existen y me olvido de disfrutar mi vida, por absurda que sea.

Muchos abrazos, y gracias por compartir entradas de tu diario aquí, regando ideas y preguntas :)

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Qué maravilla, nos une pasiones semejantes. Mi preferida, besar. Besar en los labios, despacio, despacio, con todo el tiempo de la dicha.

Besos y bicos

Piedra

Ernesto. dijo...

Hola Beatriz.

A la hora del desayuno, yo también, estuve pensando que no siempre encuentra uno los espacios adecuados, en este mundo de la comunicación virtual, que permitan el placer de la lectura, la reflexión y el têt a têt… :) Y, ¡aquí está!

Sobre la muerte, ni comentario, cuando llame a la puerta, con la maleta preparada… Al fin y al cabo ¿a dónde iremos que no estemos ya? Lo del abrazo, hoy miel sobre hojuelas. Cuando llegue el momento, se supone que habremos madurado como para resultar indiferente que lo haya o no.

La filosofía… Describes bien la del título colgado en la pared, la que no quieres. Sobre la otra no sabría bien qué decirte. La palabra filosofía se emplea para casi cualquier cosa… Pero entiendo que tú tienes una idea bastante clara al respecto, y no a pesar sino gracias a tu mente “¿aleatoria?” (Disculpa si parece que corrijo).

Lo de la sandía dice mucho de ti jajajajjaaja...

El tren de paso es una buena analogía sobre los pensamientos… Las estaciones representarían cuando nos quedamos enganchados a ellos, nos apegamos. Y en consecuencia “condicionan” nuestras vidas. A su vez el tren de paso también indica que es algo que no “está” en nosotros, nos visita… Y en ello hay mucho de cierto.

Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

Agradezco todos sus comentarios, son enriquecedores, de hecho este es uno de los post que se presta para discusión sabrosa, lamentablemente no podría ser constante por mis ocupaciones presentes, lástima. Pero sigan comentando, disfrutando, corrigiendo, adhieriendo, desmenusando, etc.

Sus pensamientos son más que bienvenidos.

Conchi dijo...

La vida en si ya es pura filosofía Beatriz, me ha encantado la entrada y tu forma de ver las cosas.

Un beso.

Entrada destacada

El Tiempo en un Instante

De entre las horas del dìa rescate un instante... pensar en ti. Abrì la ventana y saliò el sol, estaba tierno; un p...