domingo, 4 de octubre de 2015

Libertad vs Felicidad




Por mucho tiempo creí erroneamente que la felicidad era sinónimo de libertad y viseversa. En cada acto que realizara estaba mi búsqueda de libertad.

En retrospectiva, creo que desde que tengo uso de razón he vivido con la noción de actuar con libertad, y cuando eso pasa, tarde o temprano la libertad se alcanza, pero puede pasar que de tanto buscar, se quede uno acostumbrado a ello, y la libertad pasa desapercibida. El logro de la libertad no se da en un solo momento que podemos señalar, como decir “hoy”, “en este instante” he logrado ser libre. ¿Libre de qué o de quién? Podría afirmar que la libertad es la conciencia de sentirse libre.

He mencionado antes, en algún otro momento de letras, que para algunos filósofos la conciencia es sinónimo de libertad, entre ellos Jean Paul Sartre y algunos otros del movimiento Existencialista, que buscaron en su tiempo alcanzar una conciencia capaz de entedenrse como individuos dentro de una sociedad. El autoconocimiento (conciencia de si mismo) ayudaría a ejercer en cada elección, en cada acción responsable, el elemento de la libertdad. "Me las arreglé para mantener la mente en paz, siendo cuidadoso de nunca excluir completamente la libertad que exalta, ni la necesidad que justifica." señala Sartre  en la página 172 de su autobiografía "La Palabra"

Alguna vez una amiga mía sugirió que yo parecía ser muy libre en mis elecciones y deciciones. En las circunstancias personales por las que atravesaba entonces, recuerdo que le respondí que yo no me sentía libre; yo esperaba que al ser libre, tendría que sentirme el ser más feliz sobre la tierra y no era asi. Soy feliz en cuanto a que soy consciente de mi capacidad para exiperimentar la felicidad, pero al parecer los humanos no estamos hechos para la felicidad permanente, ahora entiendo.

El balance actual de esta incursión en el pensamiento, indica que la felicidad es aun parte de esa busqueda que nos lleva a ejercitar la libertad, el momento esperado, la eternidad del instante, pero hasta entonces, la felicidade seguirá siendo lo más buscado, ante todo, lo más utópico de la vida. Admito que en mi vida, lo más esencial sigue siendo la libertad y la conciencia.



B.O.M, imagen de la red.

9 comentarios:

jfbmurcia dijo...

La libertad no da la felicidad, es , a mi juicio, un elemento más que nos la puede facilitar, pero ante todo la felicidad es algo interior y ahí creo que es adónde tenemos que buscarla. Dentro de nosotros. Un abrazo.

Ester dijo...

Nos das una lección, no es la libertad la que nos da la felicidad, esta está en nuestro interior y solo depende de nosotros, la libertad de pensamiento tambien está en nosotros pero la de comportamiento se ciñe a muchos factores externos, incluido la educación. Un abrazo

Rosa Mª Villalta dijo...

Efectivamente, la felicidad no la da la libertad aunque sea una parte muy importante de la misma.
Hay que ser conscientes de qué es la felicidad para cada cual.
Abrazos.

Buscador dijo...

Me gusta mucho dejarme llevar por su pensamiento.
Tengo que reconocer que la libertad, la felicidad, el amor, la suerte, la dicha etc etc nos trae a todos de cabeza. Parece como si la felicidad fuera una meta que jamás nos llega acarreandonos un sueño eterno que nos quita el sueño pero, por mas vueltas que los pensadores y filósofos libres o no libres, felices o infelices, no dan con la formula magistral de gozar eternamente de la vida hasta que nos llega la muerte mas, ¿ y si nos llega la muerte sin alcanzar la meta? ¿existe la vida eterna?...
Parece que existimos bajo eternas dudas; flotando en una botella con un mensaje pidiendo auxílio. Le damos miles de vueltas a la cabeza con cosas que son palpables para evitar nuestra felicidad o libertad; en una interminable lucha para decir algún día: YO SOY FELIZ...
La vida sin duda es complicada y más nos la complicamos nosotros mismos. Profundizamos en pensamientos que tienen calidad para hacer comprender cosas pero, ¿dónde la felicidad y la libertad?. Vivimos en un mundo plagado de leyes y en una sociedad que también las tiene. Todo ello nos acarrea un laberinto tremendo para poder realizarnos como personas...
Tengo muy clara una cosa y en mi humilde opinión me gustaría que la tomaras en cuenta. Es algo muy sencillo que abarca a muchísima gente, ya me gustara que a toda pero, intenten ser agradables con ustedes mismos y con los demás, sólo eso. Comprendo que hay personas sumidas en el dolor y la desgracia pero yo sé que hasta esas personas pueden tener un sentimiento agradable muy a pesar de los pesares...El cómo llevar a cabo mi consejo reconozco que no lo se pero, sí da resultado.

Un abrazo amiga.
He disfrutado de este momento.

Sara O. Durán dijo...

Muy interesante tu reflexión, me ha gustado leerla. La felicidad es independiente a la libertad. No todos los libres son felices, pero puede ser que todos los felices sean libres, pero no lo sé.
Un beso.

Enca Gálvez dijo...

Ser libre no es sinónimo de “felicidad y ser felices”. Quizás es un estado que día a día tenemos que aprender. Aún en esas circunstancia que no nos sea favorable podemos llegar a sentir una libertad interior que nos lleva a esa felicidad que todos anhelamos. Muy buena reflexión amiga!! Un gran abrazo

Conchi dijo...

Creo que ser felices y libres, es una cosa totalmente diferente, el pensamiento sí que es libre, pero no nuestras acciones.

Un abrazo Beatriz

Julie Sopetrán dijo...

La felicidad es algo tan sencillo y simple como aceptarnos a nosotros mismos para ver el mundo de otra manera... La libertad nos obliga a cumplir la ley. Hermoso tu trabajo de reflexión. Un beso.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Estoy de acuerdo: libertad y conciencia. Ellas conjugan la capacidad para decidir, y mantener en alto la dignidad. MI abrazo. Carlos

Entrada destacada

Retrato de Agua

El agua no tiene orillas, no como el mar, el rìo, el lago el arroyo, la banqueta o los edificios; ellos tienen orillas. ...