sábado, 18 de junio de 2016

Aire Literario



          En literatura no me interesa solamente contar algo, me interesa crear texturas distintas con las palabras. Si es en narrativa, un texto debe contener la historia y sus historias atmosféricas, alternándose, unas dentro de otras, lo material y lo inmaterial en el aire que se respira al leer.

          En poesía, especialmente las texturas con las que representar las emociones y los pensamientos son vitales, tan importantes como complejo es su desarrollo, el cual rádica en encontrar la flexibilidad justa en las palabras, con esto me refiero a su flexibilidad interpretativa, tanto en su fonética, articulativa y ajustable;  un verso puede sugerir más de una interpretación.


          Contar historias sería simple si el único fin fuera contar la historia. Contar una historia consiste en narrar una serie de hechos (reales o inventados) que se aíslan del resto de la realidad. El estilo es particular o impersonal, dependiendo del gusto descriptivo del escritor. La trama escogida proporcionará a la historia su fuerza y movilidad, por tanto hay una parte de planteamiento (identificación del problema o conflicto) que contará con un climax, y el final que puede terminar en la resolución del problema, o en un paisaje abierto, sugerente,  por decir algo. Pero eso es solo el armazón, la receta; las texturas son el verdadero contenido que experimenta un lector a la hora de su lectura, y en parte lo que hará que recuerde un texto por su aire o atmósfera.


Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

sábado, 11 de junio de 2016

Cerati Un Verdadero Virtuoso



El 19 de Diciembre de 2013, escribía algo así:
A un millón de años luz de casa” es el título de una canción de mis bandas favoritas de música, Soda Estéreo. Hace más de una década se desintegró y el líder, vocalista, presumiblemente creador del grupo, Gustavo Cerati, se lanzó como solista, sacó dos o tres albums. “Bocanada” de una excelente calidad, y su obra maestra en mi opinión. Otro de los discos que sacó se llama “Allí Vamos” el último album fue “Fuerza Natural” y al parecer hubo otros previos a Bocanada, los discos posteriores a “Bocanada” permanecieron a la altura intelectual y poética de sus líricas, pero les hizo falta sensibilidad poética en la musicalización, la chispa que había caracterizado a Gustavo Cerati desde su incursión como compositor y voz de Soda Estéreo y después como solista.


Al parecer no es cosa de mi imaginación, algo había cambiado en el modo de componer, sacaba nuevas canciones de forma esporádica, y entre tanto, continuaba interpretando en sus presentaciones, las canciones que había compuesto desde Soda Estéreo, yo notaba que en sus nuevas canciones de algún modo la banda no desapareció ¿Le fue imposible a Gustavo superar su estilo? Pero lo que Bocanada es 100% Cerati.


En el mes de Junio si no me equivoco del 2011, Gustavo Cerati sufrió un repentino desplome mientras estaba en una gira, cayó en un estado de coma del que no ha logrado despertar. Tras el hecho fatídico he pensado que quizá él mismo presintiera en algunas de sus canciones “recuerdo el mar, soñé estar allí, y no recuerdo despertar” sobre todo en canciones de Bocanada es increíble como coinciden sus letras en la anticipación de una manera exquisita y poética al estado en el que se pueda encontrar en estos momentos: El título de una de sus canciones “ A un millón de años luz” pero claro pueden ser puras conjeturas mías y de sus fans que ansiamos que pronto despierte, que regrese de ese millón de años luz donde pueda estar, y podamos seguir disfrutando del genio creador de un verdadero virtuoso.


El 4 de Septiembre del 2014, se acabó para siempre la espera de un despertar. Murió después de una larga coma. Pero su música nos habla de una leyenda del rock latinoamericano que alcanzó a inspirar el resto del mundo.


Hoy encontré esto en un viejo diario de entonces, quise compartir porque conocer su música es un verdadero tesoro, y si uno se siente rico, al punto de querer compartir, contrario a lo que se piense, el tesoro se multiplica.


Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

viernes, 3 de junio de 2016

MÁS QUE PALABRAS



Cuando las palabras son más que eso,
arden y endulzan y son la orilla del mundo,
un trago amargo, una boca, un signo.
En el vuelo siempre
te encuentro, vocablo sin fin
 un lugar abierto, una plaza,
las palomas se bañan confiadas
en el claro de tus pasos.

Si andas perdido en una ciudad desconocida
caminando con las manos en los bolsillos,
tratándo de ocultar  tus destierros,
búsca en el apacible silencio
que voltea a mirarse
la punta de los pies;

el suelo son las palabras
vías extensas para una caída libre, 
rincones íntimos
donde los amantes de abril se besan,
estancias para los solitarios.

Hoy soborno a la memoria por un recuerdo tuyo,
una palabra amable y mil caricias.

 El recorte de los pájaros al cielo
sigue en tus manos,
en mi pecho,
es Junio nuevamente.






Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.

sábado, 28 de mayo de 2016

GRACIAS

            

          Rumiando por el blog recorrí algunas entradas pasadas, muy pasadas, de por allá en el año 2010 y más atrás. Y ay!  además de refrescar mi memoria con textos que no recordaba, que a su vez me transportaron a momentos específicos de su génesis, me deleite  releyendo comentarios de lectores de entonces. La mayoría son distintos a los de ahora. Me entró de pronto la necesidad de agradecer su gentileza. Por si no lo hice entonces, lo hago hoy, seguro no llegarán a ellos estas palabras, pero tengo la esperanza de que los lectores del presente sientan la importancia que tiene para mi su presencia por esta su casa.

         Me di cuenta que he aprendido de los comentarios a lo largo del tiempo que llevan abiertos los blogs, que ya es un buen tiempo de nuestra vida. Es dulce y revitalizante escuchar esos comentarios que ustedes, queridos lectores generosamente donan aquí, además del tiempo en leer,  comentar tan enriquecedoramente a los locos que como yo, nos reafirmamos escribiendo, no tiene precio.

         Creo que merece la pena hacer un alto en la correteada vida que llevo recientemente, y agradecer. No puedo responder a cada uno de los comentarios que hay en el blog, ni siquiera los más recientes, pero los tengo en profundo aprecio. Sepan que atesoro cada uno de sus comentarios, para mi son como un gesto de su cara que trasciende la pantalla, crean me que sonrío, ojalá pudiesen ver eso.
                                                                                                                     Sin más alarde GRACIAS POR LOS DULCES GESTOS de ustedes que me dejan ver aqui, los quiero.


Beatriz, imagen de la red 

martes, 17 de mayo de 2016

Fuga




                    Las alturas y la distancia
                    
                    traen con un instrumento



                    que sopla en la niebla,



                    estremeciendo el aire,



                    la carne del instante.





                    El clarinete escala



                                               sube



                        contra alto,



                   la respiración alcanza la cima...



                  y sigue aquí,



                   en este instante de piel estremecida.





                  No importa que a veces



el instante parezca esfumarse,



             al instante extático 



                  del que nadie escapa.




https://www.youtube.com/watch?v=qVEHWwXK5FQ




  

Beatriz Osornio Morales, imagen de la red.



lunes, 2 de mayo de 2016

Aprendiendo a Leer

   

       Algo que siempre he querido hacer desde niño, es aprender a leer, pero tengo problemas de aprendizaje. Escribo y ese redireccionar palabras, alargarlas acortarlas, ajustarlas al espacio disponible de la razón, ciega. Por eso no aprendo, aprehendo todo tan fuertemente que las membranas del cerebro se vuelven hilos eléctricos. Cuando los nervios se relajan, la memoria entra en un estado de letargo, y duermo. Al despertar la dirección de las cosas ha cambiado.

     Hace tiempo leí parte de Los Viajes de Gulliver, algunos, no todos. Desde entonces no he leíd algo más absurdo, ni siquiera de Gogol, el principe del absurdo. Criaturas extrañas mitad hombre, mitad bestias seres llamados "yahoos"hombres caballo, con actitudes morales como en las mitologías clásicas, minotauros medusas faunos. Los escritores jóvenes se empeñan en fingir escrituras de la talla, pero yo he dejado de ser niño Doc. Quizá la infancia no tenga que ver solo con los recién nacidos. En ese caso hay esperanza. No soy cínico, usted pregunta ¿porqué? ¡Vámos Doc! ¿Quién creería que esas criaturas son protagonistas de historias casi humanas, azañas humanas? si al menos les inventaran una personalidad propia, con vicios propios, racciones, trechos distintos, ya que se han tomado la molestia de inventar nuevas especies... como son las cosas entre si.

      ¿El romance? el tema parece otra mitología inventada. Si lo ponen de esa manera. Es lo mejor que puedo responderle. Pero ¿Cuál es la forma? la forma del amor....supongo. ¿Cuál es la forma del amor? el amor poco tiene que ver con la forma, por tanto, poco tiene que ver con el romance. La sustancia informe del amor amasa con un martillo de fuego, nos da de beber en sus manos de buen samaritano,, nos hace flotar en el paraíso de otro cuerpo,, y aun así es un "perro infernal" "un sapo en el corazón que croa" lo dijeron buenos amigos.

     Dije que yo solo quería saber leer, nada en el mundo me gustaría más que saber descifrar escritos y no destrozar buenos textos de jovenes creadores con talento. En el periódico publican cualquier cosa y uno se ha ganado un lugar en la opinión, como crítico está obligado siempre a decir algo, eso no quiere decir que deberían creer lo que digo. Cada quien a lo suyo. El creador crea el crítico no, él solo apunta hacia algo que ve, o cree ver para que los demás volteen a mirar ¿Lo ve usted? Estoy aqui porque enfrento una demanda por hablar sin escrúpulos, se me hace responsable del suicidio de un escritor joven. Escribí que el costumbrismo se acerca a la basura, va inundando la casa hasta que no queda espacio libre, y hay que descharla, después nadie se acuerda de ella, como la basura. El agraviado se tomo una sobredósis médica ¿Por mi culpa? Si estoy aquí es porque nuestras leyes siempre tratan de justificar el error con alternativas, creen que puedo estar loco, me han traído a este hospital para ser analizado, pero yo no hago otra cosa que caligrafiar sin descanso, para aprender a leer hay que saber caligrafías las letras. ¿Usted sabe de cosas que sería mejor no decir? si lo supuera no estaría aquí, interrogandome.

      Ya no escribiré más, la mano está cansada, quiere irse a dormir en algun hueco tibio, pero si me cubro la boca no podré decir nada, y la mano está cansada, la mano ya no sabe lo que dice.


Beatriz Osornio Morales. Imagen de la red.

domingo, 17 de abril de 2016

Crónica de gansos




¿Dijo que odia los gansos? la idea me trajo de regreso a la realidad, de entre las líneas que preparaba para mi reporte diario. La Miss odia los gansos....ah ¿cómo puede alguien odiar a los gansos? bueno, el reporte puede esperar, es apenas  la segunda hora "Son una mentada de madre de la naturaleza, se cagan en el pasto de mi patio, arruinan el verde y la comodidad de caminar por allí con los pies descalzos, o tender una manta para un pick nick, ¿Alguno de ustedes chicos, tiene ese problema aqui en Pantina? parece que estamos en Canadá" Una chica afirmó que en su casa tienen el mismo problema. Y así, los estudiantes de preparatoria escuchan atentamente a la maestra de historia, pasando de los gansos al tema militar.

Cuando mi sobrino estaba de misión en Irak, continua Miss Morrison, nos mandó pedir que le enviaramos dulces, caramelos para los niños de Irak, ¿gratis? no lo creo, siempre a cambio de información. Las guerras son brutales. Años después, vinó la misión a Afganistan y le pregunte a mi sobrino, si quiería que le envíasemos más caramelos, a lo que contestó que no, "a estos niños no se les dan caramelos, no son confiables, pero pueden enviarnos resorteras y canicas". Yo creí que las resorteras eran para los niños afganos. Cuando mi sobrino regresó de una de sus tantas misiones, un día hablando salió el tema de las resorteras, ¿para qué si no? "no como juguetes para los niños, para dispararles con las canicas en las piernas" ¿a los niños? "si, esos niños son peligrosos, los adultos los usan para intercambiar información y hasta para transportar armas y explosivos entre los grupos de la resistencia, y yo realmente no quería dispararles con arma de fuego."concluyó Clive, mi tierno sobrino.

Lo de las resorteras me dio una idea respecto a los odiosos gansos, continua la Miss, busqué canicas y traté de dispararle a las bestias. ¿Funcionó? se oyó la voz de un estudiante. En realidad no, los gansos son persistentes, pero al menos los asuste un rato.

 Algún estudiante que yo no escuché preguntó, presumiblemente, si no pudó haber utilizado otra cosa para disparar, un arma quizá, aquí se entienden perfectamente de forma tácita, al menos en cuanto al tema de las armas se refiere. El cuento es que cuando me di cuenta, ya estaban hablando del armamento de Miss Morrison.

Hay un arsenal en mi casa, oí sin creer lo que estaba escuchando. ¿Qué? ¿La Miss? ¿Armas? un desfile de imagenes empezó a maquinar en mi mente, entre armas de fuego, de mano, rifles largos, automáticas, semi automáticas, de caza, de...¿granadas? bazucas. Parále allí, me dije tratando de mantener el hilo de la crónica de los gansos, pero aquello  ya no era la crónica de los gansos.

Confieso que el tema de la posesión de armas me incomoda y aleja de las personas que las poseen. Inevitablemente la admiración por la maestra de historia (su clase es muy buena porque se emociona y se mueve por el centro del salón, su sonrisa es linda, utiliza frases sarcásticas cuando explica los acontecimientos, y entre tanto y tanto hace preguntas sobre lo que los estudiantes piensan al respecto, para bien o para mal, contagia su energía entusiasta sobre la historia) se opacó mi admiracion ante el conocimiento anterior ¿Para qué una persona con ese grado de educación, maestría en educación necesita poseer armas en su casa? no es mi business, o si lo es, es porque secretamente, me remite a lo regresivo de la humanidad, pero esa es otra historia. Puesto que cuando me toque ayudar nuevamente en su clase, aprenderé otras cosas, interesantes o  desilusionantes sobre la historia humana. En cuanto al trato personal, mantengo mi distancia, como estoy segura que haría cualquiera con sentido racional, o instinto de conservación,  ante el conocimiento de sus posesiones. 

Por otro lado, hay un dicho popular que dice que dios los hace y ellos se juntan, sucede lo mismo con los gansos.



B.O.M